La gobernadora de la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, inauguró este miércoles las obras hidráulicas de la Región Capital “para que cientos de miles de vecinos puedan irse a dormir más tranquilos”, señaló durante el acto.

Se trata de una obra complementaria del Plan de infraestructura Hidráulica que está desarrollando la Provincia en toda la capital bonaerense para evitar inundaciones como las ocurridas en 2013. Es la última etapa de construcción -que según señalaron tiene un 95% de avance- de un canal de hormigón que captará el caudal proveniente del arroyo Pérez y lo derivará hacia el arroyo El Gato. El final de obra está previsto para los últimos días de febrero.

En ese contexto, Vidal se refirió también a las obras que se realizan en el río Luján para reducir el impacto de las inundaciones en los cascos urbanos de Luján, Campana, Pilar y Mercedes.

Según informaron desde el gobierno provincial, se está trabajando en la ampliación de cauces y adecuación de puentes para mitigar o reducir el impacto de las inundaciones en la cuenca y los principales cascos urbanos de Luján, Campana, Pilar y Mercedes. Al respecto, Vidal remarcó que “las obras en la cuenca del río Luján beneficiarán a más de 100 mil vecinos”. A su vez, destacó que actualmente se encuentra en ejecución la ampliación del Canal Santa María en Campana.

Con una inversión total de más de 1.500 millones, ya se finalizaron más de 300 obras hidráulicas en la Provincia y hay otras 150 están en marcha, explicó durante el acto. Y en ese marco, se destacó las que se encuentran en ejecución en las cuatro cuencas más emblemáticas del territorio bonaerense: “Río Luján, Río Reconquista, Matanza – Riachuelo y Río Salado. Una vez finalizadas, beneficiaran a más de 12 millones de personas de 113 municipios de la Provincia”. Asimismo, anunciaron que este año se sumarán los trabajos en dos nuevas cuencas para la ampliación del Río Areco y del Arroyo Pergamino.

En este sentido, Vidal sostuvo que “ya tenemos más de 300 obras hidráulicas incluyendo estas que empezaron y terminaron en nuestra gestión, y 150 que se están ejecutando. Muchas seguro no se van a terminar en nuestro mandato, pero hay que empezarlas. Doce millones de bonaerenses de 113 municipios van a dejar de inundarse, no van a perder a nadie más, no van a perder todo lo que tienen cuando todas estas obras que están en ejecución se terminen”, finalizó la mandataria.