Un nuevo hecho de inseguridad se produjo este domingo por la madrugada en la zona céntrica de nuestra ciudad, cuando delincuentes ingresaron hasta el fondo de una propiedad, se apoderaron de una moto y como tenía el traba manubrio puesto se la llevaron de tiro.

El robo ocurrió alrededor de la 1.50 en una complejo de departamentos ubicado en Mitre entre Rawson y General Paz. La propiedad cuenta con tres viviendas y los ladrones, tras forzar tres rejas con portones, llegaron hasta la última casa, donde su dueña tenía la moto estacionada en el patio. Y con total impunidad, la arrastraron hasta la calle sin que ningún vecino advirtiera nada a pesar de los ruidos.

Tras el robo, la víctima escribió al Facebook de LUJANHOY: “Anoche me robaron de mi patio una moto 0km negra marca Keller Chrono 110cc. con Patente A096EHE. Esto fue en Mitre entre Rawson y General Paz. Cualquier novedad por favor comunicarse a mi Facebook Cami Padula”.

Y luego, ante la consulta de este medio, detalló que “vivo en un terreno con tres departamentos, el mío es el último. Entraron hasta el patio del fondo, pasando tres rejas con portones para llegar ahí. Mi novio entró al dormitorio un minuto y cuando escuchó ruidos fuertes en las rejas de adelante salió y la moto, que estaba con la traba puesta en mi patio, ya no estaba”.

Y agregó que “corrió unas cuadras pero no logró ver a nadie. En los patios de adelante se rayó el piso ya que la sacaron con la pata puesta. Tuvieron que haber sido al menos dos personas. Y según un testigo que los vio, fueron para el barrio de San Cayetano, con la moto caminando”.

Modalidad en ascenso

Robar motos que tienen el traba manubrio puesto o una cadena entre el cuadro y la rueda trasera se ha vuelto una costumbre para los delincuentes. Hasta hace algunos años desistían ante la adversidad e iban en busca de otra víctima. Pero ahora, si tienen “marcada” una moto van hasta las últimas consecuencias.

Y entre varios hechos de similares características, uno de ellos – tal como informara LUJANHOYocurrió en noviembre del año pasado en Alem al 1000, minutos después de la medianoche. El dueño de la moto, una Gilera VC 150cc., la estacionó en el ingreso a su casa con el traba manubrio y una cadena. Los delincuentes, tras caminar varias veces por ambas veredas, aguardaron escondidos en la oscuridad del porche de una casa y luego la arrastraron hasta la esquina de Mitre.

El robo quedó registrado en las cámaras de seguridad de dos vecinos de la cuadra. Sin embargo, la Policía no logró recuperar la moto ni atrapar a los delincuentes, pese a que en una de las filmaciones aportadas como pruebas se veía claramente el rostro de los ladrones.