Un hombre de ocupación taxista y su mujer, ambos con domicilio en Capital Federal, fueron detenidos este domingo luego de un robo que cometieron en un kiosco y despensa ubicado en la calle Rivadavia bis al 1500, en el barrio Padre Varela.

Según informaron desde la Comisaría Luján Primera, a raíz de un llamado al 911 tomaron conocimiento alrededor de las 16.30 sobre un robo cometido en un comercio del rubro kiosco – despensa ubicado en Rivadavia bis al 1520. Y una vez en el lugar, una de las víctimas relató que momentos antes, mientras se hallaba afuera del local, ingresó una mujer que le sustrajo dinero en efectivo de la caja registradora, un teléfono celular y una bolsa de papel madera que se hallaba en el mostrador, perteneciente a una persona amiga de los propietarios.

Y una vez con los objetos robados en su poder, la delincuente se subió a un taxi marca Chevrolet Prisma y huyó del lugar junto a su cómplice, que resultó ser su marido. Y si bien el propietario salió en su búsqueda, no logró dar con los ladrones.

En tanto, con los datos obtenidos la Policía comenzó a recorrer la zona y en un momento dado recibió un alerta el Sistema de Emergencias indicando que “el vehículo en cuestión se hallaba en el predio del Sindicato de Peones de Taxis ubicado en la calle Pascual Simone y 9 de Julio. Y una vez en el lugar, efectivos del Comando de Patrulla observaron el rodado y procedieron a su interceptación e identificación de los ocupantes, entre los que se encontraba el hijo de ambos de apenas tres años”, informaron desde la seccional de la calle Las Heras.

En ese marco, detallaron que “los aprehendidos quedaron imputados por el delito de ‘hurto smple’ y fueron identificados como Leandro Chiamonte, de 37 años, y Joana Gallo, de 28 años, ambos con domicilio en Capital Federal”.

Además, detallaron que se incautó en su poder “1.065 pesos, la bolsa de papel madera conteniendo documentación de una de las víctimas, el Chevrolet Prisma y la documentación del mismo, dos celulares marca Samsung y una mochila con varias pertenencias”.

Tras ser trasladados a la Comisaría Luján Primera, tomó intervención la UFI N° 9 a cargo de la doctora María Laura Cordiviola, quien dispuso la aprehensión de ambos y su traslado a sede judicial. Mientras que el niño permaneció al cuidado del Servicio de Protección del Menor y luego fue entregado a su abuela.