El miércoles pasado, el gobierno de la provincia de Buenos Aires, conducido por María Eugenia Vidal, se reunió en La Plata con los gremios que integran el Frente de Unidad Docente Bonaerense (FUDB).

En este nuevo encuentro paritario, que terminó sin acuerdo, la provincia de Buenos Aires ofreció una recomposición del 5 por ciento por la pérdida salarial de 2018. “De ese modo, aseguramos un salario mínimo de 20.150 pesos para el mes de marzo para docentes ingresantes”, plantearon fuentes de la negociación.

Pero los sindicalistas rechazaron la nueva oferta oficial. “Ese 5 por ciento de recomposición es poco y además se cobraría recién en enero de 2020. Por ahora no hablamos de paro. Le damos la chance de que propongan algo serio”, señalaron los gremios docentes.

Y tal como estaba pactado, este miércoles se puso en marcha el ciclo lectivo, pero también comenzó el paro nacional docente convocado por la CTERA, que se extenderá hasta el viernes.

De acuerdo a los primeros datos relevados por el gobierno nacional, el acatamiento al paro fue bajo y afectó a menos del 30 por ciento de la matrícula. Sin embargo, los dirigentes de la CTERA comunicaron que el acatamiento al paro volvió a ser casi total, cercano al 90 por ciento.

En el marco de este conflicto, el gobierno provincial sumó más polémica al ratificar una decisión que viene tomando desde 2015: descontar el día a los maestros que adhirieron a la huelga. “No es una novedad, ha sido así y así será mientras estemos a cargo. Tiene que ver con dos razones. No es lo mismo ir a trabajar que no ir a trabajar, no puede tener el mismo tratamiento. En segundo lugar, no podemos pagar un servicio que la comunidad no recibió”, señaló el ministro de Trabajo bonaerense Marcelo Villegas.

Por su parte, la marcha docente para reclamar salarios dignos y escuelas seguras, pedir justicia por Sandra y Rubén y exigir que el gobierno convoque nuevamente a la paritaria nacional, tuvo este mediodía una masiva convocatoria en Plaza de Mayo, donde los maestros levantaron sus guardapolvos a modo de bandera para pedir “Paritaria ya”.

“Nos pronunciamos muy fuertemente exigiendo la paritaria nacional docente, exigiendo el cumplimiento de una ley que el gobierno intenta desconocer por un decreto”, denunciaron desde la Confederación de Trabajadores de la Educación (CTERA), uno de los sindicatos con representación nacional que llamó a la protesta. La movilización coincide con el primer día del paro de 48 horas convocado por los gremios, más la adhesión del viernes al Paro Internacional por el Día de la Mujer.

El reclamo central de los docentes es la paritaria federal, que el gobierno no convoca desde hace tres años tras haberla eliminado por decreto. Según consignó Página 12, antes esa era la instancia en la que los gremios negociaban el piso del salario docente, los programas de capacitación, las condiciones edilicias de las escuelas, el auxilio a las provincias con menos recursos financieros, las medidas destinadas a evitar el fracaso y el abandono escolar y otras cuestiones esenciales para el funcionamiento del sistema educativo.

A su vez, las dos principales centrales de docentes universitarios -CONADU y CONADU Histórica- también están de paro hoy, mañana y el viernes, aunque la medida se siente con menor fuerza ya que en muchas facultades todavía las clases no comenzaron.