Durante el sábado por la noche y el domingo por la madrugada volvieron a implementarse distintos servicios de seguridad en diferentes puntos de la ciudad, con el objetivo de brindar una mayor presencia policial y, en consecuencia, neutralizar todo tipo de inconducta que atente contra la integridad física, bienes y tranquilidad de los vecinos.

En cuanto a los dispositivos de seguridad llevados adelante respecto de la nocturnidad, si bien los mismos fueron coordinados desde la Secretaría de Seguridad de la Municipalidad de Luján, también intervinieron distintas áreas de la Comuna y las diferentes fuerzas policiales.

En ese marco, también participaron la Patrulla Municipal, Centro de Monitoreo, la Subsecretaría de Control Urbano (Dirección de Tránsito), Dirección de Prevención Comunitaria, la Unidad de Prevención de la Policía Local, Comisaría Luján Primera y Comando de Patrullas. Y además se contó con la intervención de la Dirección de Investigaciones con asiento en esta ciudad, del Destacamento de la Policía de Seguridad Vial de Luján y con el apoyo logístico de la Subsecretaría de Infraestructura, Obras y Servicios Públicos. Y en esta oportunidad, se contó con la colaboración de la Agencia Nacional de Seguridad Vial.

Los controles vehiculares se llevaron a cabo en distintos puntos de la ciudad, entre otros la Plazoleta Antigua Estación Basílica, San Martín entre avenida Humberto y Alem, 9 de Julio y San Martín, Alsina y San Martín y Avenida Nuestra Señora de Luján.

Como resultado de los servicios mencionados, se controlaron alrededor de 82 vehículos (autos y motos), se labraron 24 infracciones por distintas trasgresiones a la Ley Nacional de Tránsito y se secuestraron nueve motos y un auto, reteniéndose tres licencias de conducir.

A su vez, se confeccionaron dos actas por test de alcoholemia que arrojaron resultados positivos. En ese marco, “se procedió a la aprehensión de un sujeto del sexo masculino, mayor de edad y con domicilio en la localidad de Moreno, ya que una vez interceptado el vehículo que conducía se le practica el correspondiente test de alcoholemia cuyo resultado arrojó 1,63 g/l. En esas circunstancias, el individuo se torna agresivo contra el personal policial, razón por la cual se lo trasladó a la dependencia policial y se le iniciaron actuaciones judiciales resultando imputado por el delito de ‘resistencia a la autoridad’, con la intervención de la Fiscalía en turno”, señalaron desde la Secretaría de Seguridad de la Comuna.

Por su parte, las diferentes áreas de seguridad informaron que “desde la Secretaría de Seguridad se ha informado que los servicios tendrán continuidad”.