A las innumerables denuncias de los barrios y localidades por la falta de obras públicas, la inseguridad y los trabajos inconclusos, se suma el barrio Sarmiento, más precisamente los frentistas de la calle Venancio Flores, que linda con las vías del Ferrocarril. Los habitantes de esta zona aseguran que el Estado los tiene abandonados y que los reclamos datan de hace 30 años.

Entre otras falencias, los vecinos denuncian la apertura y arreglo de la calle, recolección de basura, limpieza de pastizales, desagües pluviales y mayor seguridad. Y si bien realizaron innumerables reclamos, juntaron firmas, iniciaron expedientes y pidieron una reunión con el intendente Oscar Luciani, la repuesta no llega para quiénes padecen el abandono de la calle Venancio Flores.

“Hace años que pedimos vivir bien porque pagamos los impuestos siempre. Es una vergüenza que nadie nos de una respuesta. Solo han venido en alguna oportunidad a limpiar el basural que se formó acá por los altos pastizales, pero nadie más vino a preguntarnos qué necesitamos”, apuntaron en general los vecinos.

Una vecina, que vive desde hace más de 40 años en el barrio, aseguró que “el resto del barrio está pavimentado, pasa el recolector y hasta puede entrar un patrullero, pero en la Venancio Flores, olvídate de que haya un control policial y los robos cada vez son más. El pasto largo y la poca luz que tenemos hacen que haya más robos”.

Mientras que otro vecino denunció que “ahora, cuando empiecen las clases, por dónde van a caminar los chicos y sus mamás. No hay limpieza y los caminitos que cruzan las vías del Ferrocarril ya no existen, al igual que la calle, que ya no tiene forma”.

En esa línea, otra mujer sostuvo: “Nos sentimos pocos respetados y pagamos los impuestos, no es que no pagamos al contrario, trabajamos para pagar los impuestos y no vemos los resultados, no vemos que nadie se acerque para ayudarnos”.

Anta la falta de respuesta, los vecinos van a buscar esta semana una reunión con el intendente Oscar Luciani o con sus funcionarios para logra una solución definitiva a esa calle del barrio.

Nota: Yanil Auce