Foto: Prensa Municipal

Después de cinco pedidos realizados por el Sindicato de Trabajadores Municipales, la Asociación de Trabajadores del Estado y el Sindicato de Empleados Municipales para que el Ejecutivo lleve a cabo la apertura de la Mesa Paritaria, la semana pasada finalmente comenzaron las negociaciones. Y este jueves las partes llegaron a un acuerdo y se firmó el acta.

En esta última reunión estuvieron presentes Julio Acedo, Oscar Ledesma, Emiliano Billelo y Silvina Tejas de ATE y Santiago Vera, Gabriela Pino, Néstor Sica y Mauricio Chimino del STM. Mientras que el Ejecutivo estuvo representado por el intendente Oscar Luciani y el director de Recursos Humanos, Agustín Musso.

En ese marco, se acordó una recomposición salarial por lo perdido en 2018, que se hará efectivo con un 5 por ciento a partir de marzo, 10 por ciento en junio, 15 por ciento en septiembre y 20 por ciento en noviembre. Y respecto de este año, ya se aplicó un 3 por ciento de aumento no remunerativo calculado sobre enero y una 3,8 por ciento febrero, también no remunerativo. Mientras que a partir de marzo -y hasta junio en principio- el aumento salarial se va a seguir definiendo según los índices de la inflación.

Por su parte, se estableció un bono de fin de año a pagar en diciembre de 5.000 pesos, aunque también se ajustará a la inflación. Además, se acordó que la suma correspondiente al premio no remunerativo por asistencia perfecta, que está contemplado en la ordenanza de Presupuesto vigente y que en la actualidad es una suma fija de 1.800 pesos, pasará a ser de un 25 por ciento más del mejor sueldo básico del año calendario anterior de cada agente.

Llevado a la práctica, en febrero del año que viene, al realizar la liquidación salarial del premio, se tomará el mejor sueldo básico de 2019 de cada agente. Y a ese mejor sueldo básico se le aplicará el 25 por ciento de incremento. Por lo tanto, en promedio, el agente que hoy está percibiendo 1.800 pesos pasará a cobrar alrededor de 6.000 pesos.

En tanto, respecto del segundo semestre los representantes de los gremios y los funcionarios del Ejecutivo se van a reunir el 3 de julio, a los fines de acordar la concreción de los montos y los plazos de pagos para la segunda parte del año.

Y en principio, según informaron desde el Ejecutivo ante la consulta de LUJANHOY, se mantendría el mismo mecanismo, es decir que los incrementos se aplicarán según la inflación de ese momento.