Foto: Claudio Fernández

Después de dos partidos -ante Riestra y Acassuso- en los que fue perjudicado por los árbitros, el Canario buscaba el lunes pasado volver al triunfo tras cuatro fechas. Y aunque en el juego mostró una leve superioridad sobre San Miguel, careció de profundidad y tuvo que conformarse con el empate en cero. Y si bien continúa en zona de Reducido, la diferencia cada vez es menor con sus más cercanos perseguidores.

Por eso ahora, por la 30° fecha de la Primera B Metropolitana, el Canario intentaba reencontrarse con el triunfo después de cinco fechas y así ratificar su condición de candidato para clasificar al Reducido por el quinto ascenso, ya que con una victoria le sacaría cuatro puntos de diferencia a su más inmediato perseguidor: Fénix.

En ese marco, enfrente estaba la UAI Urquiza, que viene de derrotar por 1 a 0 a Acassuso y en la previa se hallaba a dos puntos del Canario. Es decir, que con un triunfo el equipo de Villa Lynch superaría a los de Jáuregui por una unidad y lo sacaría de los puestos de clasificación para disputar el cuadragular final. Por eso, había promesa de partido intenso en el Estadio Carlos V.

En cuanto al equipo, el técnico Andrés Montenegro volvió a contar con Alan Giménez y Enzo Acosta, quienes fueron expulsados ante Acassuso. Y de entrada Flandria presionó en la salida y logró imponer su juego, porque controlaba la pelota y la distribuía con criterio utilizando todo el ancho de la cancha. Y como Matías Nouet se proyectaba constamente por la derecha y por la izquierda hacia lo mismo Acosta, al que se le sumaba Dante Alvarez, obligaba a la UAI a retroceder.

Y cuando apenas se jugaban 6 minutos, Andrés Camacho se escapó por la derecha y metió el centro preciso al área. Y Esteban Ciaccheri hizo a la perfección el trabajo de un goleador: cabezazo para poner el 1 a 0.

Después del gol el Canario siguió presionando y gracias a la buena distribución de la pelota lograba monopolizar el juego. Sin embargo, aunque el partido se desarrollaba en terreno rival, le costaba generar espacios ante un equipo que se replegaba bien.

Así y todo, tuvo el segundo en los pies de Ciaccheri, porque el 9 fue a buscar un pelotazo, ganó la posición y encaró sólo al arquero. Pero no le pudo dar direccón a la pelota y el uno visitante salvó la cáida de su arco.

Flandria parecía tener todo controlado, pero a los 22 minutos un centro pasado tomó mal parada a la última línea y por el segundo palo apareció libre de marcas Mariano Guerreiro para marcar el empate.

La igualdad lo único que modificó fue el resultado, porque en el juego Flandria siguió presionando y la UAI replegándose para apostar a una contra. Y pudo haberse ido en ventaja tras un remate de media distancia de Sebastián Mayorga que se fue apenas desviado. Y después, mereció irse en ventaja porque Caccheri se filtró en el área y definió cruzado al gol, aunque el árbitro lo anuló por un offside que no existió.

En el complemento, Flandria salió con todo y de entrada nomás llegó la mano de Enzo Baglivo en el área y el penal sancionado por el árbitro. Iban apenas 3 minutos y Caccheri, a pesar de la presión que generaba ese remate, la picó como los grandes y puso el 2 a 1.

Pero casi como una constante de los últimos tiempos, al Canario le costó una vez más mantener el orden y “aguantar” el resultado. Y la UAI, tras una gran jugada colectiva por la derecha, le permitió a Guerreiro filtrarse perfectamente habilitado. Pero Ruggiero achicó justo y evitó la caida de su arco. Claro que en la jugada siguiente, Patricio Rodríguez conectó un centro desde la izquierda y puso el 2 a 2.

A partir de ahí cambió la historia, porque el partido se abrió, el medio pasó a ser un lugar de tránsito y ambos comenzaron a jugar con espacios. Y tras una gran jugada de Acosta, que a pura gambeta dejó a tres hombres en el camino, llegó el centro y el remate de Ciaccheri que rechazó espectacularmente el arquero. Y del otro lado apareció Rodríguez y el que salvó justo fue Ruggiero. Y después, los jugadores visitantes reclamaron penal por una mano en el área. Aunque el árbitro la consideró casual porque el hombre de Flandria estaba de espaldas a la jugada.

Al Canario le faltaba claridad en tres cuartos de cancha, fundamentalmente porque Nicolás Rinaldi no tuvo un buen partido y, por ende, al equipo le faltaba ese jugador que meta la pausa o acelere. Entonces, Montenegro mandó a la cancha a Gonzalo Giménez por el 10 y a Martin Minadevino por Enzo Acosta.

Y si bien el Canario logró plantarse otra vez en terreno rival y le imprimía verticalidad al juego, fallaba en el pase final y los defensores de la UAI siempre se anticipaban a la jugada. Por eso, como ultima opción el técnico puso a Victor Rodriguez por Nouet. Sin embargo, otro centro de la UAI profundizó los problemas defensivos de Flandria y Leandro Martínez, que recién había ingresado, puso el 3 a 1 final.

Una tarde para el olvido para Flandria, que acumula seis partidos sin ganar y fue desplazado por la UAI Uriquiza del Reducido.

Síntesis
Flandria: Mauro Ruggiero; Andrés Camacho, Alan Giménez, Juan Cruz Randazzo y Dante Alvarez; Matías Nouet, Alejandro González, Sebastián Mayorga y Enzo Acosta; Nicolás Rinaldi; Esteban Ciaccheri. DT: Andrés Montenegro.
Goles: PT 6m Esteban Ciaccheri (F) y 22m Mariano Guerreiro (UAI); ST 4m Esteban Ciaccheri (F), de penal, 9m Patricio Rodríguez (UAI) y 43m Leandro Martínez (UAI).
Cambios en Flandria: ST 23m Gonzalo Giménez por Nicolás Rinaldi, 30m Martín Minadevino por Enzo Acosta y 38m Víctor Rodríguez por Matías Nouet.
Arbitro: Germán Bermúdez.
Cancha: Estadio Carlos V.

Ante el escolta

Ahora, por la 31° fecha de la Primera B, Flandria tendrá un partido muy complicado, ya que visitará a Estudiantes de Buenos Aires, que marcha segundo y salvo una catástrofe ascenderá a la Primera B Nacional.