Comenzó este lunes el paro de la docencia de las universidades nacionales, que incluye un cese total de actividades. La medida de fuerza se extenderá hasta el próximo sábado 30 de marzo inclusive y es en reclamo por la falta de respuestas del gobierno nacional frente al grave deterioro salarial.

Así lo había resuelto la semana pasada el Congreso Nacional de la CONADU Histórica durante la reunión que mantuvieron con la presencia de más 80 delegados y delegadas de 21 Asociaciones de Base de todo el país. Y en ese contexto, la Asociación de Docentes de la Universidad Nacional de Luján (ADUNLu) participó con sus cuatro congresales.

Y tal como manifestaron desde la ADUNLu, “en el Congreso se expresaron los mandatos de las asambleas realizadas en todo el país y se ratificó el pliego de reivindicaciones: rechazamos la rebaja salarial del 10 por ciento que propone el gobierno nacional y las sumas en negro que dejan en 0 por ciento el incremento a nuestros jubilados y jubiladas y desfinancia a nuestras obras sociales”.

Por su parte, desde la CONADU Histórica, gremio que nuclea a la ADUNLu, exigen “un 20 por ciento frente a la pérdida salarial de 2018, un 35 por ciento para 2019 con cláusula gatillo y el pago del salario a los ad-honorem”.

Además, reclaman “un incremento de las becas estudiantiles y el boleto educativo y un aumento inmediato del presupuesto para ciencia y universidad”.