Luego de las denuncias por abusos y acosos por parte de choferes de colectivos en Luján, el 24 de septiembre de 2018 la problemática llegó con firmeza al Concejo Deliberante. Y tal como informara en aquel momento LUJANHOY, por unanimidad los concejales aprobaron un despacho de las comisiones de Género y Diversidad, Seguridad, Economía, Legislación y Derechos Humanos referente a la creación de un “Programa de Perspectiva de Género en la Formación Profesional de Conductores de Autotransporte Público y Privado de Pasajeros”.

En otros puntos, en la ordenanza se establece “con carácter obligatorio, permanente y vinculante la formación con perspectiva de género en el ámbito del transporte público y privado de pasajeros del Partido de Luján. Esto implica la incorporación de la perspectiva de género y la legislación vigente en la materia, en la formación para la obtención de la licencia de conductor profesional y en la capacitación y/o actualización para el ejercicio de las tareas relacionadas al transporte público y privado de pasajeros”.

Por tal motivo, los conductores de autotransporte público y privado de personas que desarrollen su actividad profesional en el Partido de Luján, al momento de obtener y/o renovar su licencia de conducir en la Municipalidad deberán realizar “un curso de formación en materia de violencia de género, diversidad y derechos de las mujeres, niños, niñas y adolescentes”.

Además, especifica que los gastos que demanden la realización del Programa “deberán surgir de las Partidas Presupuestarias correspondientes a la Secretaría de Políticas Sociales (Subdirección de Género) y a la Secretaría de Gobierno (Subsecretaría de Control Urbano, Licencias de Conducir)”.

Y si bien en el inicio del período legislativo de este año se estableció por ordenanza que se destinará a la Subdirección de Políticas de Género un 5 por ciento de lo recaudado del Fondo de Seguridad Ciudadana, aún no se implementó.

Por tal motivo, desde la Comisión Feminista Contra los Acosos en la Línea 501 expresaron su preocupación, entregaron una nota al presidente del Concejo Deliberante, Fernando Casset, y finalmente resolvieron movilizarse este lunes al recinto para manifestarse al respecto durante el desarrollo de una nueva sesión.

En el escrito, entregado a Casset en la previa de la sesión que se suspendió por falta de energía eléctrica, señalan que “nos dirigimos a usted y al conjunto de concejales que integran el HCD a los fines de solicitarle que nos permita expresar nuestra preocupación debido a que hasta este momento no se ha implementado ni hecho efectiva la Ordenanza N° 7132/18 de creación del ‘Programa de Perspectiva de Género en la Formación de Conductores de Autotransporte Público y Privado de Pasajeros’, ni es de público conocimiento el presupuesto asignado a este programa que según entendemos debe desprenderse de la Ordenanza 7161/18, que otorga fondos a la Subdirección de Políticas de Género”.

“Consideramos de suma importancia que el Cuerpo Legislativo tome conocimiento de esta situación para que a través de su intervención y con el instrumento de dicha ordenanza puedan comprometerse y garantizar que se cumpla con la Ley Nacional 26.485 de protección integral para prevenir, erradicar y sancionar la Violencia contra las Mujeres. Es trabajo de todos y más aún de los que tienen el privilegio de representar a la ciudadanía de Luján prevenir que los acosos sufridos en el transporte público de nuestra ciudad cesen”.

Por otra parte, desde la Comisión Feminista Contra los Acosos en la Línea 501 recordaron que “el año pasado, a partir de la denuncia de varias adolescentas por el constante acoso sufrido por parte de un chofer de colectivos de la línea 501, no sólo exigimos que la empresa, la justicia y el gobierno intervinieran ante esta situación, sino que también se trabajara en la solución de fondo a este problema, que es el patriarcado en todas sus expresiones. Por eso, fuimos nosotras mismas las que propusimos que los choferes del transporte público de nuestra ciudad deban tener una formación con perspectiva de género y, a partir de eso, se creó la ordenanza 7132/18. Y esto es un paso en la dirección correcta para concretar políticas públicas y para garantizar la ley 26.485”.

Y en esa línea, subrayaron que “bien sabemos que una ordenanza sin presupuesto ni fondos no es más que un papel escrito. El anuncio de que a través de una nueva ordenanza 7161/18 se destinaría a la Subdirección de Políticas de Género el 5 por ciento de la recaudación del fondo de seguridad ciudadana, daba indicios de que finalmente se concretaría. Pero si estamos aquí presentes es porque hasta hoy nada ha cambiado, los acosos se siguen dando, la empresa insiste en que el chofer siga acosando y la indiferencia del gobierno local nos sigue violentando”.

A su vez, apuntaron que “un gobierno que no previene es un gobierno que acosa. Basta de acosos en el transporte púbico. Luciani es responsable”. Y en esa línea, exigen que “de una vez por todas el gobierno local se responsabilice de la vulneración de nuestros derechos a vivir una vida libre de violencia y trabaje en torno a ello”.