Este viernes por la tarde visitó Luján el diputado nacional de Red x Argentina y posible precandidato a Presidente de la Nación, Felipe Solá. Bajo la consigna “Encuentro por la unidad”, la actividad se desarrolló en el Club Atlanta y estuvo encabezada, además, por el concejal y precandidato a intendente Silvio Martini, el diputado nacional Fernando Asencio y el referente Marcelo Colace.

Ante un importante marco de militantes, Martini agradeció “la presencia de todos” y remarcó que “esto tiene que ver con lo que pregonamos: la unidad. Y estamos esperanzados de lograrlo en Luján, en los 135 municipios y en todo el país, porque no hay forma de detener a estos tipos si no es con la unidad. Por eso, agradezco a los concejales, compañeros y gremios presentes”.

Y agregó que “no hay otra forma de mejorar Luján, la Provincia y el país si no es unidos. Como dijo el general Perón, ‘el enemigo está enfrente, no en el costado’. Nuestros enemigos son (Mauricio) Macri, (María Eugenia) Vidal y (Oscar) Luciani, no nosotros”.

Luego, Fernando Asencio puntualizó que “hablamos de la unidad. Camino La Matanza, la Provincia, el interior del país y nos dicen esto. Pero no alcanza solo con eso, hay que trabajar para la unidad. no hay que cansarse de tomar una gaseosa o un café con los compañeros y avanzar. El gobierno de Macri es fuerte, no se confundan. Manejan la Nación, la Provincia, la ciudad de Buenos Aires, los medios. Pero tenemos que trabajar, transmitir las palabras porque el único que está al lado de la gente es el peronismo. Y el que trabaja para que haya dos peronismos está trabajando para que gane Macri. Por eso, unámonos en serio”.

Finalmente, tomó el micrófono Felipe Solá. “Tenemos una sensación de una Argentina que ya pasó de la represión a la depresión. Y la depresión económica deriva en una depresión anímica muy fuerte y a uno le baja la autoestima como argentino. Todo esto se está dando en este gobierno colonial que tenemos hoy, como si hubiésemos retrocedido antes de la guerra de liberación”, dijo en el inicio de su enérgico discurso.

Y añadió: “Este gobierno destruye el orgullo argentino, destroza la creencia de que los argentinos podemos salir, destruye su economía, se rinde ante el Fondo Monetario, hace lo que le dicen los poderosos. Todo eso que recuperó San Martín, tenemos que vivirlo increíblemente 211 años después”.

El discurso de Solá se centró en las duras críticas hacia el gobierno de Cambiemos encabezado por el Presidente de la Nación, Mauricio Macri, y en la necesidad de que el peronismo logre la “unidad” para volver a ganar las elecciones de este año. “Hay que priorizar los desafíos del futuro y no las diferencias del pasado”, dijo Solá en febrero de este año tras reunirse con Cristina Fernández de Kirchner por primera vez después de 12 años, luego de su alejamiento en 2007.

Después, en las elecciones legislativas de 2009, Solá se unió a Mauricio Macri y Francisco De Narváez para formar Unión PRO. Y esa alianza logró lo que nadie había conseguido: derrotar por primera vez al kirchnerismo en las urnas. Aunque ese acuerdo duró poco y unos años después Solá lo definió como “un error”.

Y este viernes, durante su visita a Luján, se refirió al respecto: “Si bien yo fui opositor hasta 2015, es increíble que hayamos cometidos tantos errores. Es increíble que alguien (por Macri) haya llegado por los votos a implementar un plan similar al de Martínez de Hoz. Es decir, 40 años después lo mismo. 40 años después mirar la Argentina desde una mentalidad colonial y una mirada neoliberal. 40 años después no conocer la historia. Es increíble que haya llegado en la Argentinaa a Presidente un hombre que no conoce todavía el entramado social, barrial, comercial de la Argentina. Para él es algo desconocido. Y le habla a una Argentina que no existe. O que existe solamente en el barrio Norte de la Capital Federal o en algunos countries de por acá. Pero hay millones de argentinos que esperan escuchar otra cosa y que encuentran un balbuceo sobre una Argentina que no existe”.

“La verdad es que estamos muy consternados y preocupados. Y en el medio de las preocupaciones hay que recordar algunas cuestiones. Primero, los pueblos no quiebran. La Argentina va a salir adelante, porque su gente por peor que esté no está dispuesta a quebrarse ni a entregar aquello por lo que lucha todos los días: sus familias, el porvenir de sus hijos, del lugar donde viven, del país. Segundo, en ningún momento tenemos que engañarnos ante nada, frente a la realidad política, frente a las esperanzas, frente a la realidad económica, frente a que las cosas no son como queremos sino que son como son y las tenemos que cambiar. Pero para poder cambiarlas hay que interiorizarse bien fuerte de cómo son. Eso es a lo que el general Perón le llamaba ‘la única verdad es la realidad'”, subrayó.

En esa línea, aseguró que vamos a heredar “una herencia tremenda. Entonces, hay que contarla tal cual es, no hay que decir ninguna mentira en la campaña electoral. Por lo menos, no las van a escuchar de mí. Venimos de un Presidente que no hizo otra cosa que usar la mentira permanente en la campaña, que volvió a usar después en 2017. Se que ninguno de ustedes necesitan que le mientan sobre cómo está la Argentina, sobre el futuro y cómo vamos a salir. Por el contrario, necesitan alguien que les diga exactamente lo que pasa, cuánto va a durar y qué piensan hacer. No volvamos a imaginar algo que después termina en desastre. Muchos se quisieron casar con este y ahora andan buscando abogados divorcistas”.

Por tal motivo, consideró que “un gobierno nacional, popular, peronista en su concepción y amplio no tiene que buscar enemigos. No estamos acá para que crezca el peronismo, estamos acá para que crezca el país. Un gobierno nacional y popular no debe nunca ir a buscar enemigos, porque está lleno de enemigos y este gobierno tiene mucho poder. Con el desastre que ha hecho aún se habla de la posibilidad del gobierno, todavía tiene competitividad electoral porque sigue engañando y vemos cómo se ocultan las cosas importantes para discutir las pelotudeces. Discúlpenme pero es la palabra, porque uno se calienta cuando está frente a este espectáculo televisivo colonial”.

Y agregó que “si hay algo que le reprochamos al gobierno anterior es haber comprado esa frase de que ‘tus enemigos te definen’. No, a nosotros nos define los que hagamos nosotros, no quiénes son nuestros enemigos. Porque si empezamos definiendo a los enemigos, no nos van a dejar hacer nada, nos van a poner trabas permanentes con el poder que tienen”.

Luego, sobre su precandidatura a Presidente de la Nación, sostuvo que “me siento capacitado para gobernar, ya lo hice en 2002 en la provincia (fue gobernador hasta 2007) donde vivimos momentos terribles. Y supimos salir de la crisis del 2001 cuando el país se caía. Pero ante todo quiero que nos unamos y ganarle a Macri”.

El encuentro contó con la presencia de diversos referentes peronistas, entre otros, los concejales Nicolás Capelli, César Siror, Griselda Krauth, Erica Pereyra y José Neto; Leonardo Boto, Adriana Oviedo y Claudia Prince, y los dirigentes gremiales Enrique Peñalba e Ignacio Lopolito.