El senador nacional por Cambiemos, Esteban Bullrich, presentó un polémico proyecto a través del cual propone limitar los paros docentes a cinco días por año. La polémica iniciativa ya generó el rechazo de los gremios que nuclean a los trabajadores de la educación.

El exministro de Educación dio a conocer que “El Observatorio Argentino por la Educación refleja en el nivel primario un porcentaje anual de 12 días de pérdida de clases en el período 1983/2018 por huelga docente”. Y agregó que “al mirar estos números no quedan dudas: las huelgas docentes obstaculizan el aprendizaje dentro de la trayectoria escolar, generan grandes desigualdades en el acceso al saber y si bien el derecho a huelga es un derecho constitucional, asimismo lo es el derecho a la educación”.

De este modo, planteó modificar el artículo 11 de la Ley 14.786 de Conflictos del Trabajo y expresa que “desde que la autoridad competente tome conocimiento del diferendo hasta que ponga fin a la gestión conciliatoria no podrá mediar un plazo mayor de 15 días. Este término podrá prorrogarse por cinco días más cuando, en atención a la actitud de las partes, el conciliador prevea la posibilidad de lograr un acuerdo. Vencidos los plazos referidos sin que hubiera sido aceptada una fórmula de conciliación ni suscrito un compromiso arbitral podrán las partes recurrir a las medidas de acción directa que estimaren convenientes. Si las medidas de acción directa afectan el ciclo lectivo anual, éstas no podrán superar -en forma continua o discontinua- los cinco días de duración en un mismo año”.

“Ningún derecho es absoluto y el derecho a huelga no debe ser la excepción. Consideramos que limitarlo a cinco días permite la convivencia del bien protegido por la libertad sindical así como el derecho a la educación, ambos de rango constitucional. Así como existe un mínimo de días que el Estado está obligado a cumplir para garantizar el Ciclo Lectivo, bajo la norma 25.864, debe existir un límite a la huelga a los efectos de poder cumplir con dicha manda”, afirmó.

Además, consideró que “para lograr el funcionamiento armónico de nuestro sistema jurídico es necesario que nadie pueda ejercer su derecho de manera absoluta, aún tratándose de aquellos con rango constitucional”.

Finalmente, indicó que “la Resolución 165/11 del Consejo Federal de Educación, acordada por las autoridades educativas de las 24 jurisdicciones del país, ratifica el convencimiento que más días de clase para los alumnos/as del país redundará en una escuela concentrada en enseñar y aprender, renovando sus objetivos fundacionales y profundizando su significado social y educativo”.

Rechazo

El titular de UDOCBA, Miguel Díaz, calificó el proyecto de “poco serio” y se quejó en las redes sociales. “Proyecto de Senador @estebanbullrich para poner límite de 5 (cinco) días de paro docente en el año. ¿Por qué 5? ¿Es un número cabalístico? ¿Para esto le pagan una dieta Senador? ¿Por qué no se ponen a trabajar en mejorar la situación económica y pagar #SalariosDignos?”, escribió en su cuenta de Twitter el sindicalista.

UDOCBA fue el único gremio docente que en principio rechazó la última oferta salarial del Gobierno de María Eugenia Vidal. Mientras que el SUTEBA, el sindicato de Roberto Baradel, decidió condicionar el acuerdo a una serie de puntos.

“En lugar de presentar un proyecto para garantizar la inversión necesaria en educación, tratan de amordazar a los docentes para que no reclamemos. No me llama la atención, porque es el Gobierno que más ha atacado la educación pública”, sostuvo el titular de SUTEBA, Roberto Baradel.

Y agregó que “cercena el derecho a la educación. En lugar de limitar el derecho a huelga, sería muy bueno elaborar un proyecto de ley para financiar mejores salarios docentes y más infraestructura escolar”.