Este jueves, la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP), Barrios de Pie y la Corriente Clasista y Combativa (CCC) llevaron a cabo una nueva jornada nacional de lucha marchando a las oficinas de la ANSeS en todo el país. Y Luján no fue la excepción, ya que también hubo protestas en la sede de Almirante Brown al 200.

“El desempleo ya alcanza un 35%, el 28% de la población enfrenta carencias en materia de atención médica, medicamentos y alimentos, más de 13 millones y medio de personas en Argentina son pobres y la mitad de los niños y niñas del país viven en la penuria”, señalaron desde las organizaciones.

A su vez, manifestaron su “preocupación por la cantidad de fábricas y comercios que están cerrando frente a una apertura indiscriminada de importaciones de productos que se producen en nuestro territorio. El impacto del descalabro económico sobre los productos alimenticios hace cada vez más caro el costo de vida, producto de la inflación y la devaluación, pero por sobre todo producto de políticas que tienden a fomentar monopolios en la producción de alimentos”.

Y también apuntaron que “tomar leche todos los días es algo imposible para la mitad de los niños y niñas de nuestro país al igual que realizar las cuatro comidas diarias”.

En esa línea, recordaron que “a través de la lucha de las organizaciones sociales y las gestiones con el Estado hemos podido lograr la Ley de Emergencia Social, que fortaleció las unidades productivas de la Economía Popular y generó un colchón que permitió que cientos de miles de familias no caigan en la indigencia; el Relevamiento Nacional de Barrios Populares, que permitió tener un diagnóstico claro de la situación habitacional de millones de argentinos y argentinas, el cual permitió tener los lineamientos generales de las políticas que hay que llevar adelante para avanzar en la urbanización de esos barrios; avanzar en la lucha contra el narcotráfico y las drogas, a través de diversas actividades comunitarias y espacios que las organizaciones hemos construido a pulmón, en soledad y con compromiso, porque estamos hartos de ver cómo el negocio más rentable del mundo se lleva la vida de los más pobres del mundo”.

Sin embargo, lamentaron “enormemente la actitud que ha decidido tomar el gobierno nacional frente a nuestros reclamos, desoyendo y criminalizando al sector que representa a las franjas más frágiles de nuestro país. Por eso, hoy estamos en la calle para reclamar la restitución de los Salarios Sociales Complementarios (SSC) y los programas Hacemos Futuro (HF) dados de baja sin justificación, la restitución de los Monotributos Sociales que fueron dados de baja injustificadamente, para que los/as compañeros/as puedan acceder a la obra social y aportes jubilatorios, y que habiliten y actualicen los sistemas de la ANSeS para que los/as beneficiarias puedan realizar sus trámites correspondientes de manera eficiente”, detallaron.

Finalmente, las organizaciones aglutinadas en la CTEP fueron recibidas por el jefe de la UDAI-ANSeS Luján y se discutieron estrategias para “intentar resolver la baja injustificada de los programas”, completaron.