La semana pasada se llevó a cabo un Plenario de Concejales para analizar el proyecto de Cálculos de Recursos y Presupuestos de Gastos para el ejercicio 2019. Pero después de tres encuentros -a raíz de dos pases a cuarto intermedio como consecuencia de la ausencia del secretario de Economía, Ezequiel Artero-, hubo pocas respuestas por parte de los funcionarios presentes ante los requerimientos de los concejales de la oposición.

Y en ese contexto de marcadas diferencias entre los concejales opositores y oficialistas, este lunes durante el desarrollo de la quinta sesión ordinaria del año del Concejo Deliberante se produjeron cruces entre los ediles. Aunque finalmente, por mayoría el bloque de Cambiemos logró la aprobación del Presupuesto 2019, que llegó al recinto a través de un despacho de la Comisión de Economía.

Durante el debate, los ediles de la oposición fueron tomando la palabra y plantearon sus críticas al proyecto. Uno de ellos fue “el endeudamiento, donde la evolución de la deuda per cápita creció de 315 pesos en 2011 a 3.300 pesos para finales de 2019. Este incremento de 1.047 por ciento da cuenta de un Municipio quebrado, situación que deberá ser afrontada por la comunidad y el futuro gobierno municipal”, apuntaron.

Además, señalaron que “el Presupuesto 2019 tuvo cuatro borradores, demostrando que la gestión no tiene rumbo”. Y agregaron que “el proyecto arroja fuertes alarmas en relación a recortes presupuestarios. El ajuste en un contexto de inflación, crisis, recesión y despidos masivos sólo auguran un situación desesperante”.

Entre los principales recortes, detallaron “el Programa de Protección y Promoción de la Niñez, Adolescencia y Familia (-50%), Alumbrado Público y mantenimiento de luminarias (-50%), Bacheos de concreto asfáltico (-75%) y el mantenimiento de plazas y plazoletas en barrios y localidades llevados de 2.990.000 pesos a 0 peso (-100%)”. Y en esa línea, remarcaron que el Presupuesto no contempla el ingreso de los médicos comunitarios a la planta permanente de Carrera Hospitalaria y tampoco la paritaria de los trabajadores municipales.

A su vez, agregaron que “existen partidas que fueron levemente incrementadas en un contexto inflacionario superior al 40 por ciento, lo que denota un ajuste encubierto en áreas sensibles como Asistencia y Protección de la Mujer y en Integración de Personas con discapacidad”.

Silvio Martini sostuvo que “hay sobrados fundamentos para decir que es un presupuesto inflado que no condice con la realidad en función de los recaudado o de lo que se pretende recaudar desde este Municipio. Sumado a esto, está la situación socioeconómica del país, que capaz no se dieron cuenta que existe y no es ajena a esto. Y va a influir también en la recaudación”.

“Vamos a estar peor de lo que hoy estamos. Cuando veo las partidas me da miedo sobre cómo vamos a estar los lujanenses y qué políticas públicas puede proyectar el gobierno municipal”, remarcó.

Por su parte, César Siror, quien integra la Comisión de Economía, dijo que “estamos tratando un Presupuesto de ajustes. Y un ejemplo son los médicos comunitarios, que deberían haber estado incluidos”.

Y apuntó: “Es una irresponsabilidad del oficialismo querer tratar este despacho sea como sea. Queremos ver el proyecto de Presupuesto y que nos digan y señalen con el dedo dónde están las partidas del acuerdo paritario. No están. Y Agustín Musso (director de Recursos Humanos) lo reconoció cuando dijo que ‘en este presupuesto no está contemplado el acuerdo paritario’. Y además reconoció que ‘estamos trabajando con un presupuesto que no es real’. Todo esto lo dijo y lo reconoció Agustín Musso en el Plenario, lo digo para aquellos que no estuvieron”.

“Están cerrando los comercios y las industrias, la gente no puede pagar los servicios. Y hoy estamos aprobando un Presupuesto que supera los 1.600.000 de pesos, absolutamente subejecutado. Este es un Presupuesto que no le cierra por ningún lado, porque le decíamos al intendente, a sus funcionarios, a sus concejales, que aumentar las tasas por el aumento mismo no va a resolver la situación de fondo y se va a caer la recaudación nominal de este Municipio. Y no es que los vecinos no quieren pagar, no pueden pagar. Estamos en una situación de crisis, la recaudación se cae a pedazos y Luciani no hace nada”, advirtió.

Luego, tomó el micrófono el concejal de Cambiemos Carlos Pedro Pérez, quien ironizó que “después de que el candidato Siror dijo lo suyo, como yo no soy candidato a nada voy a hablar con menos nervios y vehemencia, pero tengo que decir algunas cosas. En primer lugar, me molesta bastante alguna forma prepotente en que a veces se discute, como por ejemplo obligar al oficialismo a que me informe tal cosa o que de acá no se va nadie hasta que ocurra tal otra. Obviamente, como no hay versión grabada del Plenario, simplemente un acta tomada por quien en ese momento fue designado secretario, es fácil sacar de contexto algunas cuestiones, fundamentalmente algunas respuestas que han dado los funcionarios que estuvieron presentes. Y quejarse por un Plenario que no se cerró es bastante desproporcionado respecto de las conductas que otros tuvieron el año pasado”.

Y ya sobre los porcentajes del Presupuesto relacionados con la deuda, indicó: “Creo cuando me dice el concejal (Nicolás) Capelli que el incremento de la deuda desde 2011 a 2017 fue del 1.000 por ciento, pero quiero decir que la inflación en ese período fue del 1.070 por ciento. Y otro cálculo que yo hice fue la deuda que la Municipalidad tenía hacia terceros respecto del monto total del Presupuesto. Y estaba en alrededor de un 50 por ciento, mientras que hoy está en un 20 o 25 por ciento. Por lo tanto, ha disminuido notoriamente”.

Por último, consideró que “es un Presupuesto austero pero tanto en los recursos como en los gastos es ejecutable. Y tampoco tengo ninguna duda respecto de la posibilidad de pagar los salarios a partir del acuerdo paritario al cual se arribó hace poco tiempo, porque en definitiva las tasas también se van a ajustar por el ajuste salarial que corresponda. Así que este bloque va a votar por la afirmativa respecto de este despacho”.

En tanto, Federico Guibaud afirmó que “este Presupuesto no cierra por ningún lado. No entendemos por qué los barrios están cómo están, por qué hay basura por todos lados, por qué hay tantas empresas tercerizadas, el 40 por ciento más de empleados públicos desde que se hicieron cargo del Municipio. O están mintiendo o hay muchos funcionarios que no sirven para nada, que los tendrían que cambiar. Me parece que ese es el tema. El intendente tendría que ponerse los pantalones largos y de una vez por todas echarlos al carajo. ¿Por qué voy a votar negativo? Porque además hay infinidad de pedidos de los vecinos que no son atendidos y no están expresados en el Presupuesto”.

Finalmente, se acordó incluir un artículo en el proyecto de Presupuesto que contemple el ingreso de los médicos comunitarios a la planta de Carrera Hospitalaria a partir de abril. Y al momento de la votación, se aprobó por mayoría, ya que los ediles del oficialismo lo hicieron afirmativamente y los de la oposición por la negativa.