A pesar de la larga lista de reclamos, presentaciones en la Justicia, discusiones en el Concejo Deliberante y una ordenanza que prohíbe en nuestro distrito la instalación de industrias de tercera categoría, la central termoeléctrica ubicada en el cruce de las ruta 6 y 34 continúa en pleno funcionamiento.

Y en ese contexto, los vecinos de los barrios aledaños a la planta de Araucaria Energy volvieron a profundizar sus denuncias. Al respecto, remarcaron que “la empresa ha sido puesta en funcionamiento de manera clandestina y sin ninguna habilitación provincial ni municipal”.

“Lo que inicialmente eran ‘pruebas por la noche’ se ha convertido en un funcionamiento sistemático todas las noches. Hay evidencias concretas de su puesta en marcha. El fuerte olor que se siente a esas horas y el ruido ensordecedor que se genera. El zumbido que producen sus turbinas comienzan a escucharse todas las noches a partir de las 21 horas aproximadamente hasta las 4 o 5 de la madrugada”, señaló Javier, un vecino del barrio Santa Irene.

Mientras que Fabián, habitante del barrio Los Puentes, contó que “no entendemos cómo puede ser que, sin ninguna habilitación del OPDS ni del Estado municipal, esta industria continúe trabajando y cobrando los contratos millonarios que le ha otorgado el gobierno nacional. Para Luján, esta empresa no ha servido de nada, y a quienes vivimos en los barrios aledaños solo nos ha traído problemas ambientales y una fuerte desvalorización de nuestras propiedades”.

En el marco de estos relatos, a través de un comunicado la organización de vecinos Luján sin Termoeléctrica reclama una intervención inmediata al intendente Luciani y el cumplimiento de la ordenanza 6.224 que prohíbe las industrias de tercera categoría en el Partido de Luján. Y adelantó que en los próximos días presentará “un pedido de informes al Ejecutivo municipal y al Concejo Deliberante reclamando la erradicación de la industria”.

“Hemos perdido la tranquilidad. Es recurrente el fuerte olor a gas que aumenta la preocupación de todos los vecinos y papás de niños que concurren a los dos colegios situados a pocos metros de esta empresa. A eso se suma la pronta construcción de dos estaciones de servicio, una de las cuales va estar prácticamente al lado de la Termoeléctrica. Esto implica que cualquier accidente que puede acontecer en esa industria, puede generar daños aún mayores si tenemos en cuenta la manipulación constante de combustible que hay en una estación de servicio”.

Por su parte, informaron que iniciaron las averiguaciones correspondientes para saber “si estas estaciones cuentan con habilitación municipal. Las primeras informaciones que tenemos confirman nuestra presunción inicial. Han empezado estos emprendimientos sin tramitar ninguna habilitación en el Municipio”.

Y apuntaron que “la impunidad y absoluta complicidad que hay por parte del Municipio con los negocios no deja de sorprendernos”. Por eso, anunciaron que solicitarán al Concejo Deliberante que pida informes a Luciani, para que se terminen los ‘negocios y emprendimientos’ a espaldas de la comunidad. Estamos resueltos a accionar legalmente”, completaron.