La Dirección de Bromatología y Sanidad Animal, dependiente de la Secretaría de Salud, informó que está en marcha la campaña de Prevención de la Triquinosis por encontrarnos en un momento del año vulnerable al contagio, ya que es época de elaboración de chacinados y otros productos derivados del cerdo.

Para prevenir esta enfermedad es importante que el consumidor adquiera carne y derivados del cerdo, chacinados y embutidos (salazones como jamón, panceta, longaniza, chorizos, salames, bondiolas) solamente en comercios habilitados, verificando la etiqueta (rótulo) de elaboradores autorizados por la Entidad Sanitaria que corresponda, lo que implica que fueron controlados bromatológicamente.

En este sentido, remarcaron que “la venta callejera de estos productos esta prohibida. Los elaboradores deberán contar con sellos correspondientes en sus reses y facturas o remito de compra que certifique el origen y con visado del control bromatológico”.

Además, “el porcino deberá contar con certificado que garantice que el mismo se encuentra libre de triquinosis, avalado por un profesional de la incumbencia”.

Por otra parte, advirtieron que “ante la presencia de fiebre, dolores musculares, diarrea, vómitos, hinchazón de párpados y picazón, habiendo consumido carne de cerdo o derivados recientemente, es importante consultar rápidamente al Centro de Salud. Allí podrán con?rmar la enfermedad a través de un simple análisis de sangre”.

Y agregaron que “cuanto más temprano se detecte, más rápida y efectiva es la cura. De ser posible, es importante conservar los restos de los alimentos y acercarse a la Dirección de Bromatología y Sanidad Animal a realizar la denuncia”.

Por último, sostuvieron que los productores podrán acercarse por cualquier consulta a dicha dirección, ubicada en José María Pérez y Champagnat. O bien comunicándose al teléfono (02323) 43-5386 o 42-0218.