A mediados de enero, tras manifestarse en el Municipio, los vecinos del barrio Luna fueron recibidos por funcionarios del Ejecutivo, quienes se comprometieron a elaborar un plan de obras.

Respecto de sus reclamos, en ese momento los vecinos detallaron que necesitan “un plan de obras integral que garantice el mejoramiento de todas las calles y el tránsito de vehículos y peatones en días de lluvia, tal como el ingreso de ambulancias, Bomberos, recolección de residuos, etc. También el entoscado y bacheo en general, el alcantarillado y eventual colocación de caños para el escurrimiento de aguas pluviales, la iluminación de calles y la colocación de alarmas comunitarias para combatir los reiterados problemas de inseguridad y hurtos”.

Y en segundo lugar, pidieron “el asfaltado de los ingresos y egresos al barrio, que nos acerque la llegada del colectivo y mejore la circulación en forma segura y eficiente”.

Y días después, en el marco de una nueva reunión, los funcionarios municipales anunciaron que a partir de febrero iniciarían una obra hidráulica que ponga fin a los anegamientos que sufre el barrio Luna. Y que también encararían el arreglo general de las calles.

Sin embargo, este jueves por la mañana los vecinos del barrio Luna volvieron a hacerse presentes en la Municipalidad para profundizar el reclamo por “los obras inconclusas”. En ese marco, fueron recibidos por la secretaria de Gobierno, Rita Sallaberry, entre otros funcionarios.

Durante el encuentro, los habitantes de la zona le exigieron un plan de obras concreto donde se detalle qué se hará con las obras inconclusas. Y se acordó un nuevo encuentro entre las partes para definir el cronograma de obras y qué tareas se llevarán a cabo en la zona. Dicha reunión será el viernes 30 de mayo a las 9.

“Decidimos hablar primeramente con Rita Salaberry, porque ella había autorizado la compra de 264 caños para los cruces de calles. Nos recibió y nos confirmó que efectivamente se habían comprado 100 caños, a lo cual nosotros le dijimos que colocaron unos 10 caños. Entonces, ¿qué hicieron con los otros?”, apuntaron los vecinos.

A su vez, explicaron que durante la reunión “Rita Sallaberry llamó a (Sergio) Fernández, quien se reunió con nosotros y nos dijo que en el barrio Luna colocaron más de 60 caños, lo que desató nuestro total enojo, porque nosotros que vivimos ahí sabemos que no es cierto”.

Por otra parte, los vecinos también reclamaron la intervención ante Vialidad Nacional por las obras inconclusas de la Autopista 5. “Pero nos contestaron que no tienen respuestas aún”.

“También pedimos por las luminarias y nos dijeron que tienen problemas de diferencias económicas con la empresa proveedora”, explicaron.

Además, los vecinos comentaron que “a lo largo de cinco meses hemos tenido muchas promesas y no han cumplido ni el 10 por ciento de todo lo prometido, mientras el tiempo pasa y el barrio sigue con numerosas dificultades”.

Próxima reunión

Por último, los vecinos autoconvocados adelantaron que “se acordó una próxima reunión para el día 31 de mayo con diferentes áreas donde exigimos por escrito un plan de obras que ya se comprometieron y nunca cumplieron”.