El gobierno bonaerense, encabezado por María Eugenia Vidal, anunció la semana pasada la implementación de una nueva tarifa social a partir de la próxima factura de energía eléctrica que recibirán los más de 7.000 clubes de barrio provinciales. Consistirá en una bonificación que alcanzará el 30 por ciento sobre el valor de la boleta.

Dentro del grupo amplio y significativo que conforman los clubes de barrio -tanto en el conurbano como en el interior de la provincia de Buenos Aires-, más de 4 millones de personas, directa e indirectamente, mantienen un vínculo social, deportivo o artístico dentro de estas instituciones. Dos millones son niños.

La nueva tarifa social, según consignó Infobae, regirá a partir de los consumos de mayo y sólo recibirán el beneficio aquellos que, previa inscripción, cumplan con una serie de requisitos excluyentes: ser asociaciones civiles sin fines de lucro, tener domicilio legal en la provincia, poseer personería jurídica vigente (habrá un plazo de un año para regularizar esta situación), acreditar una cantidad mínima de 50 socios y una máxima de 2 mil.

“Son lugares que están presentes desde el municipio más grande hasta el pueblo más chiquito. En todas partes hay un club de barrio llevado adelante con el esfuerzo de una comisión directiva. Es, dentro de un espacio que los chicos tienen, un gran contenedor social para hacer deportes o actividades artísticas”, sostuvo Vidal.

Según los estudios que llevaron a cabo desde el gobierno provincial, el consumo promedio de luz de los clubes de barrio es de 15.400 pesos (3.400 KWh), lo que implicaría un ahorro de 4.620 pesos.

Vidal también explicó que, para el inicio de este nuevo trámite, “se eliminaros costos, sellados, timbrados, cuestiones ligadas que tenían que ver con los balances. Avanzamos para que eso se pueda llevar vía web. Eso también simplifica mucho; no pensemos en los grandes clubes, sino en aquellos que sólo poseen una canchita, un buffet y un pedacito de terreno más”.

A su vez, Vidal destacó que “antes era una reintegro, ahora es una tarifa social. El trámite se hace una sola vez para entrar en el programa. Una vez que están adentro del programa, les llegará la factura con la bonificación hecha”.

“Estamos pensando en un club que tiene un bar con una heladera. Que tiene cancha iluminada de noche, iluminación durante el día, consumos básicos de un club barrial, que está abierto de lunes a lunes. Ese es el consumo aproximado que estamos hablando. No queremos que los chicos que concurren a ellos estén en la calle. Buscamos que sea un trámite sencillo para realizar y que todos sean incluidos”, completó Vidal.