Este miércoles, la Confederación General del Trabajo (CGT) lleva a cabo el quinto paro general en rechazo a la política económica del gobierno nacional de Mauricio Macri, motivo por el cual se ven afectados casi todos los servicios públicos.

A raíz de la adhesión de las dos CTA -la de Hugo Yasky y la de Pablo Micheli-, las 62 Organizaciones Peronistas, la CATT (Transporte), la Corriente Federal y el Frente Sindical para el Modelo Nacional liderado por Hugo Moyano, que incluye a 70 gremios agrupados, la medida de fuerza tiene un fuerte impacto en todo el país en diversos servicios. Y Luján no es la excepción.

Respecto del transporte público de pasajeros, no hay trenes ni colectivos. En tanto, los kiosqueros no realizan recarga de la tarjeta SUBE.

Por su parte, los gremios municipales adhirieron a la medida de fuerza y en las dependencias solamente hay guardias mínimas. Además, tampoco se realiza la recolección de residuos.

En cuanto a los bancos, no atendieron al público, aunque funciona el servicio de cajeros automáticos. Y en el Hospital Municipal sólo funciona el servicio de guardia.

Los gremios docentes también se plegaron al paro general y en las escuelas públicas se no dictaron clases. En este sentido, desde el SUTEBA Luján señalaron que “este 29 de mayo, a 50 años del Cordobazo, los docentes de la provincia de Buenos Aires paramos de forma masiva, con más de un 90 por ciento de adhesión, para decirle basta al ajuste de Macri y Vidal”.

“Desde nuestra organización sindical, junto a toda la clase trabajadora, paramos contra la inflación, el desempleo y la pobreza que imponen los gobiernos de Macri y Vidal, tanto a nivel nacional como provincial, mediante políticas de hambre y de ajuste”, agregaron.

Y por último, sostuvieron que el paro es “por nuestros pibes, por nuestros jóvenes, por nuestros jubilados, porque queremos enseñar en condiciones dignas y tener escuelas seguras y porque nos merecemos vivir mejor, estamos de pie y unidos”.

Respecto de los comercios, la situación fue dispar, ya que si bien muchos permanecieron cerrados, otros tantos atendieron normalmente.

A su vez, las organizaciones sociales acompañan la medida de fuerza con ollas populares en distintos puntos de sus ciudades. Y en el caso de Luján, el Frente Sindical para el Modelo Nacional llevó a cabo esta actividad desde las 11 en la Plaza Colón, bajo la consigna “Contra el hambre, la inflación y el FMI”.