Con la presencia de más de 85 delegadas y delegados de 22 asociaciones de base, el Congreso Extraordinario de la CONADU Histórica -gremio que nuclea a la Asociación de Docentes de la Universidad Nacional de Luján (ADUNLu), decidió aceptar la última oferta salarial del gobierno.

La decisión fue tomada por 70 votos a favor y 15 en contra, y el máximo órgano incorporó las consideraciones y propuestas planteadas por las asociaciones de base como resultado de las distintos mandatos.

Para arribar a esta definición, “se ponderó que la oferta contiene las principales exigencias formuladas por nuestra Federación desde el comienzo del plan de lucha”, señalaron.

Y en este sentido, detallaron “la existencia de dos cláusulas gatillo o cláusulas de actualización automática (una en septiembre y otra en febrero) que garantizan que los incrementos salariales a mitad del período y al fnal de la paritaria se equiparen con la inflación”.

También destacaron “la incorporación en el transcurso de este año a los sueldos básicos (blanqueo) de todas las sumas fijas o en negro resultantes del acuerdo salarial 2018. Esto supone no sólo un gran beneficio para quienes cobran adicionales por zona desfavorable y por títulos de posgrado, sino que permitirá sanear en parte los enormes déficits de las obras sociales universitarias, además de incidir en las jubilaciones”.

Por otra parte, celebraron que no habrá “más sumas en negro y que todos los incrementos salariales de la paritaria 2019 tendrán los aportes de ley; la implementación de un programa de pago de salario a docentes ad honorem y la recomposición de los nomencladores universitario y preuniversitario y la continuidad del Programa de Jerarquización Docente”.

“El Congreso valoró la actuación de las y los paritarios -aún cuando la oferta en discusión no satisfaga la totalidad de nuestras demandas-, en especial porque se trabajó para corregir las consecuencias del desastroso acuerdo salarial 2018”.

Sin embargo, aprobaron “la continuidad de la lucha por el aumento del presupuesto universitario, la aplicación plena del Convenio Colectivo de Trabajo en todas las Universidades Nacionales y el rechazo al ajuste y a la política de desmantelamiento del sistema científico tecnológico impuesto por el gobierno nacional”.