A poco tiempo de cumplirse un año de la ordenanza que impulsó las capacitaciones con perspectiva de género a choferes del transporte público lujanense, la Comisión contra los Acosos, que forma parte de la Asamblea Feminista de Luján, se pronunció a través de un extenso comunicado. En ese marco, cuestionaron el manejo de funcionarios y concejales sobre el tema.

“Si bien hoy podemos celebrar su reglamentación como una conquista en materia de igualdad de derechos en el plano local, este camino no estuvo ni está libre de obstáculos. Durante la construcción de la ordenanza modelo, que se inició como un proceso de organización desde abajo y que además priorizó un tratamiento feminista no punitivista sobre el total de los conductores de la problemática de los acosos sobre adolescentas, lidiamos con la violencia en forma de gritos, risas y actitudes de falsa omnipotencia por parte de funcionarios municipales como Marcelo Oberti y Francisco Passini, insensibles frente a relatos en primera persona de las jóvenes”, apuntaron.

Por otro lado, señalaron que “el representante de la empresa 11 de Junio, Alberto Barba, foco de las denuncias, no se sintió interpelado: no presenció ninguna de las reuniones abiertas, contando con la complicidad de las autoridades municipales -quienes son responsables de otorgar los contratos de concesión- que garantizaron su inasistencia y así su impunidad”.

Creación de la Comisión de Género y Diversidad

En lo que respecta al proceso concreto de la ordenanza, remarcaron que “debimos exigir que se efectivizara la creación de una Comisión de Género y Diversidad dentro del Concejo, que se encontraba obstaculizada por la ausencia de la firma de la concejala de Cambiemos María de la Paz Elías, quien expresó sentirse ‘escrachada’ y ‘obligada’ a firmar un documento con el que no estaba de acuerdo. La concejala nombra como escrache a la presión del movimiento feminista que colmó el recinto del HCD para pedir que se actuara sobre los acosos. En este sentido, y frente a tamaña acusación, es que nos sentimos en el deber de aclarar que la concejala sí recibió presiones, pero desde el propio bloque de Cambiemos: no querían dar el despacho por decisión política. Una vez más el patriarcado en forma de ediles representantes de la fuerza responsable del Poder Ejecutivo -local, provincial y nacional, que nos hambrea con un presupuesto nacional de 11 pesos por mujer y 0 políticas de prevención de la violencia- operan y especulan sobre nuestras luchas, acusando al mismo movimiento feminista y presionando a la concejala”.

Participación en las Capacitaciones

Al respecto, desde la Asamblea Feminista manifestaron que “la Comisión de Género del HCD, en reuniones de labor con la Comisión Feminista contra los acosos en la línea 501 (conformada por organizaciones políticas y compañeres autoconvocades), llegamos a una serie de acuerdos necesarios para construir una ordenanza que diera una respuesta integral a los hechos“.

En este sentido, detallaron que “acordamos participar como Comisión impulsora de las capacitaciones con perspectiva que se darían al personal municipal en el marco de la ordenanza. El cupo para compañeres era de 40 con posibilidad de ampliarlo si fuese necesario. No fue respetado el acuerdo de democratización de la comunicación desde el cuerpo Ejecutivo en manos de Celina de Belaieff, ni del Legislativo por ninguno de los concejales que se conformaron en Comisión de Género y Diversidad. No tuvimos participación en las capacitaciones”, denunciaron.

Y agregaron que “acordamos la creación de al menos dos puestos de trabajo para capacitadorxs, ya que no podíamos permitir que los poquísimos recursos que el intendente Luciani destina a la subdirección de género, fueran distribuidos en un nuevo proyecto que reforzara la situación de precarización de las trabajadoras del área. Tampoco se respetó”.

Propaganda contra el acoso callejero

Sobre este tema, recordaron que “se acordó una campaña de concientización y sensibilización para la prevención del acoso callejero, que aún no tiene reflejo en las páginas ni en los medios de transporte. Se acordó la implementación de una aplicación para denuncias virtuales y un código QR que permitiera conocer datos certeros de los choferes que conducen el automotor. Pero nada de esto fue puesto en práctica y fue por falta de decisión política.

Premio “Julieta Lanteri”

“Durante la semana que pasó nos enteramos a través de los medios de comunicación que los poderes Ejecutivo y Legislativo se postularon a un premio que tiene el objetivo de visibilizar ordenanzas con perspectiva de género en los diferentes distritos de la Provincia. Nuestra ordenanza resultó ganadora y tampoco nos fue comunicada por ningún miembro del HCD o la Subdirección de Género”, criticaron.

Y aclararon que si bien “no hubiésemos sido partícipes aún con la invitación, creemos que es importante nombrarlo para resaltar nuestra diferencia de criterios con respecto a las conquistas y el modo en que se llevan a cabo: la ordenanza no hubiera sido posible sin la movilización de las adolescentas feministas y las compañeras y compañeres de a pie que se organizaron para reclamar su derecho de transitar el transporte público libremente sin ser acosadas”.

Al Concejo

Por último, exigen “la implementación ya al articulado del nuevo contrato de concesión” a la empresa 11 de Junio, “el cupo laboral de mujeres y disidencias por categoría de trabajo”.

Por tal motivo, volverán a movilizarse esta tarde al Concejo Deliberante con el objetivo que “si los contratos se renuevan, o se extiende el ya vigente, que sean con un marco de perspectiva de género serio y responsable, con las mujeres y disidencias adentro”.