En medio de los reclamos vecinales, el barrio Lanusse expuso las problemáticas más urgentes: calles intransitables, inseguridad, falta de recolección de ramas, ampliación del recorrido del colectivo y escasa iluminación. “Son muchas promesas y ninguna solución. Estamos cansados”, señaló a LUJANHOY la vecina Nora Cartolano.

Las obras inconclusas en los barrios, las calles intransitables, hechos de inseguridad, la falta de recolección de ramas, la ampliación del recorrido del colectivo y la escasa iluminación fueron algunos de los reclamos que los vecinos del barrio Lanusse expusieron en las últimas semanas, no sólo en el Concejo Deliberante, sino a través de las redes sociales.

En diálogo con LUJANHOY, la presidente de la Sociedad de Fomento, Nora Cartolano, sostuvo: “Hoy por hoy, estamos muy abandonados, las calles están intransitables y las ramas abundan. También hemos tenido hechos de inseguridad. Es un barrio totalmente abandonado. No tenemos recorrido amplio de colectivos, no puede entrar ni un patrullero y mucho menos los vecinos salir en sus autos”.

“Y esto no sólo pasa en el Lanusse, sino también en otros barrios. En el reclamo que hacemos junto a Barrios en Lucha, recorremos todos los barrios, estamos, y charlamos con los vecinos que sufren lo mismo que nosotros. Las calles acá en el barrio están intransitables, no tenemos respuesta, son muchas promesas y ninguna respuesta”, agregó la dirigente barrial.

Respecto de las reuniones con funcionarios y el propio intendente Oscar Luciani, Cartolano recordó: “Después que salimos de la reunión con funcionarios y el intendente, pareciera que nos prometen el mejor barrio de Luján pero acá estamos esperando que comiencen las únicas obras que nos prometieron. Supuestamente, las obras comenzaban en el bloque ‘Los Santos’ y terminaban acá en el Lanusse, pero es una obra de 150 días y todavía ni empezaron”.

 

Entre otros reclamos, los vecinos denuncian que “el camión de recolecicón de ramas, pasto y hojas, pasa y levanta pero no en todos los domicilios. Si recorrés el barrio es una mugre total. No levantan las ramas, sólo lo hacen en algunas casas de manera salteada. Son más de 40 domicilios los que están a la espera de que pase el recolector de ramas, no podemos seguir así”.

Por otra parte, no ocultaron su preocupación por los hechos de inseguridad. “En el barrio hay calles sin luces. Hace 40 años que vivo en Luján y hemos retrocedido realmente. Es increíble el abandono que tenemos, por eso pedimos una solución urgente a las autoridades municipales para resolver algunos de los tantos problemas que tenemos los vecinos del barrio Lanusse”.

Sin embargo, remarcaron que “lo único que funciona más o menos es el recolector de residuos”.

Por último, desde la Comisión Directiva de la Sociedad de Fomento pidieron “a los vecinos que se manifiesten por las problemáticas del barrio, que se acerquen a depositar su reclamo que la lucha continuará hasta que decidan resolverlos”.