Tras el histórico apagón nacional de este domingo, a las 19 el servicio comenzó a restablecerse en Luján. Sin embargo, en algunos barrios la situación no se normalizó. Uno de ellos es Los Laureles, donde “pasaron 30 horas y a los vecinos se nos acaban los recursos”, señalaron. Personal de la Cooperativa Eléctrica trabaja en la zona, aunque la lluvia complica las tareas.

Este domingo un masivo apagón afectó casi la totalidad del territorio nacional y también Uruguay. Es la primera vez en la historia que la falta de suministro se registra en todo el país y de manera simultánea. Y todos los vecinos de Luján padecieron las consecuencias.

El corte se produjo a las 7.07 y comenzó a restablecerse en la zona céntrica, los barrios y las localidades minutos antes de las 19. Sin embargo, no sucedió lo mismo en el barrio Los Laureles, donde los vecinos llevan más de 30 horas sin energía eléctrica.

Sobre esta situación, a la medianoche desde la Cooperativa Eléctrica informaron que “se encuentra interrumpido el servicio en el barrio Los Laureles debido a fallas en los dos extremos del cable que cruza por debajo de las vías. Las condiciones climáticas impiden hacer pruebas para realizar la reparación o el cambio del cable completo”.

Y agregaron que el problema sería abordado este lunes “durante la mañana para contar con luz de día y así realizar el trabajo”.

Sin embargo, aunque desde muy temprano operarios de la Cooperativa se encuentran trabajando en la zona y estimaron que “en Los Laureles se reestablecerá el servicio a las 13 aproximadamente”, plantearon que eso sucedería “siempre que las condiciones climáticas lo permitan”. Y la misma situación se registra en el barrio Plumas Verdes

Pero la lluvia nunca cesó y varios vecinos se comunicaron con LUJANHOY para contar que “ya llevamos 30 horas sin luz”.

Al respecto, Roberto relató a las 13.30 que “nunca volvió la luz acá en el barrio. La Cooperativa está arreglando en la entrada, pero por ahora desde el apagón pasaron 30 horas y a los vecinos se nos acaban los recursos”.

Mientras que otro vecino señaló que “de las heladeras perdimos absolutamente todo. Y muchos ya nos pusimos a juntar agua de lluvia por las dudas. Es desesperante lo que estamos pasando, ya pasaron demasiadas horas”.