Este domingo se realiza la Peregrinación de Residentes Bolivianos a la Basílica. El encuentro cuenta con representantes de distintas zonas que desfilaron con sus trajes característicos. Además, hay danzas y música del Altiplano para venerar a la Virgen de Copacabana, Patrona de Bolivia. El intendente Oscar Luciani encabezó el acto protocolar con el ministro asesor de la embajada de Bolivia, Rafael Arancibia.

Este domingo se lleva a cabo la 63° Peregrinación de Residentes Bolivianos a la Basílica Nacional Nuestra Señora de Luján. Este encuentro, que ya es un clásico del mes de agosto y una de las más coloridas y concurridas peregrinaciones que llegan a nuestra ciudad, comenzó a las 9.30 y se extenderá durante todo el día en la Plaza Belgrano.

La actividad contó con representantes de distintas zonas que hicieron su desfile de trajes característicos con danzas, bailes y música del Altiplano para venerar a la Virgen de Copacabana, Patrona de Bolivia. Además, participaron de este desfile agrupaciones de distintas ciudades del país limítrofe y diversas autoridades locales.

Una vez más, los fieles que residen en nuestro país pasearon por Luján su tradición, su cultura y demostraron su devoción en homenaje a la “Mamita de Copacabana”, como se conoce popularmente a la Virgen que está ubicada en la Cripta del Santuario de nuestra ciudad.

“Este acontecimiento mantiene una gran expectativa en la organización como en su desarrollo a lo largo de todos estos años. Razón por la cual es un atractivo turístico-cultural que forma parte de la agenda lujanense que corresponde a la Municipalidad de Luján oficiar de anfitriones”, destacaron desde la Comuna.

Actividades

Todo comenzó minutos después de 9.30 con el izamiento de las Banderas, que contó con la presencia del intendente Oscar Luciani y el ministro asesor de la embajada de Bolivia, Rafael Arancibia, en representación del embajador del Estado Plurinacional de Bolivia en Argentina, Santos Javier Tito Véliz.

Luego, se retiró de la cripta de la Basílica Nuestra Señora de Luján la imagen de la Virgen de Copacabana y se realizó la veneración correspondiente.

A continuación se realizó el acto protocolar en la Plaza Belgrano. Allí, junto al jefe comunal y Arancibia estuvieron el secretario de Gobierno (interino), Ricardo Curone; la presidenta del Consejo Escolar, Viviana Flosi, y la concejal Susana Busso, entre otros funcionarios y referentes de la gestión municipal.

“Estamos para festejando junto a la Virgen de Copacabana, a los pies de la Virgen de Luján, unidos en la fe. Pero también unidos en nuestra cultura, en un acto que es institucional primeramente con el izamiento de nuestros Pabellones, el Estado Plurinacional de Bolivia, de la República Argentina y del Estado del Vaticano. Eso es una señal de hermandad”, dijo el intendente, luego de que se agradeciera también a la Agrupación de Izamiento del Pabellón Nacional en Plaza Belgrano.

“Posteriormente a este acto, los invito a disfrutar de este hermoso día que nos regala el Señor, juntos como hermanos, bolivianos y argentinos. Venimos a pedir y agradecer a nuestra Madre, pero siempre unidos y en familia. Eso es lo que pido para todos nosotros. La felicidad que tenemos para dar unos a otros. Este año, último como intendente de Luján, tengo el honor de recibirlos y acompañarlos. Que cada año la Virgen los siga convocando”, concluyó el jefe comunal.

Más tarde se llevó a cabo el Rezo del Santo Rosario, la Procesión y al mediodía la Santa Misa oficiada por el Obispo de Bolivia.

Mientras que minutos después de las 13.30 se dio comienzo al Desfile de Fraternidades, que desplegaron toda su alegría y color a través de sus trajes y danzas diversas que representan las diferentes regiones de Bolivia.