Recorriendo las distintas instituciones deportivas y sociales, Adriana Oviedo aprovechó para hacer conocer su próxima política de gobierno en esta área, qué hacer y cómo hacerlo para todo el distrito.

En su visita al Club Defensores de Pueblo Nuevo, primero dialogó con quienes están a cargo de las distintas disciplinas y luego con su presidente. En ese marco, Oviedo les expresó su firme voluntad de transformar la angustiosa realidad que viven.

“Vamos a atender y a fortalecer el deporte y la actividad física porque lo entendemos como un derecho de la población y como lo que más ayuda a la formación integral de las personas”, sostuvo.

Y ante la pregunta sobre cómo hacerlo, explicó: “Lo vamos a lograr generando una necesaria sinergia entre todas las instituciones deportivas que ofrecen oportunidades a jóvenes, adolescentes, niños y niñas, personas adultas y personas con discapacidad, porque el deporte es más que inclusión, es imagen de la vida misma”.

Por su parte, participó junto a integrantes de su equipo de trabajo de una actividad en la que charló con las jugadoras del Fútbol Femenino del Club Luján, a las que “pudo volver a expresarles su indeclinable apoyo y renovarles la decisión de gestionar los sponsor y las oportunidades de sostenimiento de la actividad que llevan adelante con tanto sacrificio y esfuerzo”, señalaron desde su espacio político.

Además, conversó con Andrés Montenegro, técnico y figura emblemática de Flandria. A propósito del club, se expresó “comprometida con todo lo que pasa ahí y en estas instituciones, de las tarifas impagables, de los problemas de infraestructura y la dificultad de la consecución de fondos. Puso a disposición su espacio para pensar las políticas deportivas y sociales a llevar adelante cuando acceda al gobierno municipal”, agregaron.

Al respecto, Oviedo expresó: “Conocedoras de la demanda popular, social y política, sabemos lo difícil que será poner en pie al Municipio. En nuestras recorridas con vecinos y vecinas, clubes y sociedades de fomento, instituciones y fuerzas vivas, no prometimos nada. Sí, nos hemos comprometido a trabajar sin pausa, codo a codo, con todos juntos, reinstalando la cultura del esfuerzo comunitario, participativo y organizado junto a toda la comunidad sin excepción. Debemos conjugar el verbo compartir. Queremos ser un Estado presente. Y es el Estado el garante indispensable de los derechos. Y en Luján, tenemos derecho a vivir mejor”.