Seis menores de entre 13 y 14 años quedaron imputados por “robos reiterados calificados en concurso real con daños”, luego de que la Policía lograra establecer que habían sido los autores de dos robos cometidos en el Centro de Educación Física Nº 73 de Pueblo Nuevo, ubicado en José Manuel Estrada 919 entre Tropero Moreira y Río Luján.

El primero de los delitos fue cometido el 8 de julio y se caratuló “daños”, con intervención de la UFI Nº 10. En ese momento, personal del Destacamento de Pueblo Nuevo y de la Comisaría Luján Segunda de Jáuregui tomaron conocimiento a través de la directora del C.E.F Nº 73, que al hacerse presente en el establecimiento educativo constató la rotura de una puerta de chapa, como así también el faltante de varias cajas con alimentos.

Además, observó el derrame de pintura en el piso y en una mesa y constató que los autores del hecho, previo a ingresar al predio, provocaron con un ladrillo e hierros la rotura del vidrio de una de las puertas del establecimiento, la cual da ingreso a la cocina donde guardan, entre otras cosas, cajas de golosinas y galletitas del lugar.

Mientras que entre el 30 y el 31 de Julio ingresaron nuevamente desconocidos tras romper aberturas. Y una vez en el interior sustrajeron pelotas de fútbol y vóley, además de mercaderías varias.

Al ser alertados del hecho, un móvil policial se hizo presente en el lugar y los ladrones se dieron a la fuga. Pero uno de ellos dejó abandonada su bicicleta todoterreno de color roja, la cual fue incautada.

En ese marco, personal del Gabinete Técnico Operativo de la seccional de Jáuregui, junto con efectivos del Destacamento de Pueblo Nuevo, iniciaron una investigación y lograron determinar la identidad de propietario de la bicicleta. Y luego, con la presencia del menor y sus progenitores en la dependencia policial, lograron establecer quiénes eran sus cómplices, “los cuales reconocieron el hecho y entregaron lo que quedaba de lo sustraído, en este caso seis pelotas del establecimiento educativo”, señalaron.

Ante lo sucedido, mantuvieron comunicación con la doctora Richini, titular de la Unidad Funcional de Instrucción del Joven Nº 8 de Mercedes, quien avaló el procedimiento, dispuso que se identifique correctamente a los menores causantes acreditando minoridad, se reciba declaración testimonial al personal policial y a la docente.

Por su parte, caratuló el delito “robos reiterados calificados en concurso real con daños”. Y si bien ordenó que no se adopten medidas restrictivas de la libertad para con los menores, dispuso la continuidad del proceso en sede judicial una vez que se eleven actuaciones prevencionales.