Fotos: Prensa Municipal

Luego de un trabajo articulado entre el Equipo Técnico del Centro de Monitorio Municipal y la Empresa adjudicataria, se concluyó con la obra destinada a la instalación de 120 nuevas cámaras de video vigilancia y al reacondicionamiento de las 63 ya existentes en el área.

“El trabajo fue realizado con recursos económicos enviados oportunamente por la Provincia, en el marco del Plan de Fortalecimiento Municipal y destinados a la adquisición de mayores y mejores herramientas para fortalecer la Seguridad Pública Ciudadana del partido”, señalaron desde la Comuna.

Uno de los alcances del proyecto estaba destinado precisamente a la instalación y reacondicionamiento de las cámaras mencionadas, a las cuales se deben sumar las cuatro lectoras de dominios de vehículos que fueron adquiridas a partir de un convenio celebrado con el Ministerio de Seguridad de la Nación.

“Es importante señalar que además, en forma paulatina, se fueron instalando otros nuevos dispositivos de similares características con recursos provenientes del Fondo para la Seguridad Ciudadana. Entendemos que el resultado es más que satisfactorio, en virtud de que actualmente se cuenta con 200 cámaras en funcionamiento, distribuidas estratégicamente en el distrito”, destacaron.

A su vez, remarcaron que “no sólo se trata de la instalación de las cámaras, en virtud de que con la infraestructura de red con la que ahora se cuenta, el Centro de Monitoreo hace posible la instalación de dispositivos en cualquier lugar de la ciudad y de las localidades, gracias a las 13 nuevas torres de comunicaciones y 1,5 kilómetros de fibra óptica que une el Palacio Municipal (nodo principal) con el Centro de Monitoreo”.

Por otra parte, explicaron que “el cerebro de cualquier estructura de red de cámaras es donde convergen las señales de video y son almacenadas. En una red de las dimensiones de un Municipio. Este cerebro es un “servidor de video dedicado”, y en esta materia también hubo una renovación total, dando de baja el casi obsoleto equipo que se utilizaba con anterioridad, el cual prestaba servicio desde el año 2009 cuando se inauguró el COM, e instalando un nuevo equipo con posibilidad de conectar hasta 1.000 cámaras”.

Y agregaron que “la preponderante robustez que ganó el sistema también alcanzó a los puestos de monitoreo, que pasaron de ser solo tres, con un hardware desgastado y con múltiples fallas, a ser 10 nuevos y con tecnología de última generación, que permite un excelente desempeño en las labores de los operadores de monitoreo”.

Por último, indicaron que “si bien se ha culminado con la obra, el proyecto desde el Municipio se presenta más ambicioso aún, ya que como se expresara, gradualmente se irán adquiriendo más cámaras de video vigilancia, por lo que se estima un crecimiento mucho mayor al alcanzado. No es menor indicar que la Secretaría cuenta con un equipo técnico compuesto por agentes municipales, quienes se encuentran convenientemente capacitados no sólo para el mantenimiento del sistema actual, sino también para los trabajos que se pretendan llevar adelante en el futuro, situación que no ocasionará erogación alguna al Municipio respecto a la mano de obra necesaria para las tareas señaladas”.