A tan sólo cinco días de las elecciones, los diversos espacios políticos comienzan a dar cierre a sus campañas electorales. En ese marco, Juntos por el Cambio Luján lo hizo este martes con una actividad que contó con la visita de la actual gobernadora de la provincia de Buenos Aires y candidata a la reelección, María Eugenia Vidal.

La actividad, enmarcada en la convocatoria del “Sí, se puede”, se llevó a cabo en las adyacencias al Complejo Museográfico Provincial Enrique Udaondo, concretamente sobre la calle Lezica y Torrezuri y su intersección con Pasaje Furt.

Vidal arribó a nuestra ciudad minutos antes de las 18 y fue recibida por el candidato a intendente Fernando Casset y el vicegobernador Daniel Salvador, quien ya se encontraba en nuestra ciudad. Además, se encontraban el intendente Oscar Luciani, funcionarios municipales y referentes del espacio político, entre ellos Rita Sallaberry.

En primer lugar, Vidal ingresó al Museo Udaondo y recorrió las obras de puesta en valor que se realizaron y se están llevando a cabo en diversas áreas. Y luego se dirigió junto a Fernando Casset y Daniel Salvador al escenario montado sobre la calle Lezica y Torrezuri, donde aguardaban cientos de vecinos y militantes.

Tras las palabras del vicegobernador, Casset sostuvo: “Cómo no se va a poder si pudimos hacer tanto. quiero en nombre de mis vecinos de Luján darles la bienvenida en el lugar que es para nosotros el símbolo de lo que significa ser de Luján. Acá nació la resistencia a los invasores ingleses en 1806, de acá salió. Este Cabildo fue el primero que en 1810 reconoció al nuevo gobierno patrio. Y en este lugar decidimos nosotros continuar esta lucha que hemos comenzado y que no vamos a aflojar porque nos debemos a ustedes”.

Foto: LujanHoy

“En estos años hemos aprendido mucho de María Eugenia. Hemos aprendido que se puede luchar contra las mafias, que no nos podemos resignar al no se puede y hemos aprendido que se les puede ganar. También aprendimos que se puede gobernar cerca, que no hay que encerrarse en un despacho y que para conocer la realidad hay que estar cerca”.

Y agregó que “también hemos aprendido que se pueden hacer obras sin corrupción, que podemos dar cloacas sin robarnos la plata, que podemos hacer asfalto y agua corriente sin quedarnos con un peso que no es nuestro. Por eso, en este momento tomo el compromiso de hacer todo esto que hemos aprendido de María Eugenia y poder hacerlo con ella, juntos a partir del 10 de diciembre, cuando sea intendente y ella sea nuevamente gobernadora de la provincia de Buenos Aires”.

Luego, Vidal dijo que “aún cuando pocos nos conocían, cuando pocos creían en nosotros, Luján ya creía en nosotros. Gracias Luján por estar ahí desde el principio”.

“Es lindo ver todos los que somos, que compartimos los mismos valores, que creemos en la honestidad, en el trabajo, en el esfuerzo, en esa Provincia que construyeron nuestros abuelos, en esa Argentina que construyeron nuestros abuelos, en la superación personal, en que nadie hace las cosas solos, siempre es con alguien al lado que nos ayuda. Y vaya si lo sabe Luján que le tocó sufrir tanto durante más de 30 años inundándose una y otra vez sin respuestas”, apuntó.

“Los que estamos acá compartimos los mismos valores. A nosotros nos importa no volver a ver el agua, por eso están las dragas trabajando en el río Luján. Después de tantos años ahí están, porque la obra empezó. Porque nos importa está el agua potable en La Loma, porque nos importa está el SAME como en 112 municipios de la Provincia”, dijo Vidal ante el aplauso de los vecinos. Sin embargo, se debe mencionar que respecto de las obras en el río Luján, si bien comenzaron en nuestro distrito no se concluyeron, mientras que el SAME aún no se puso en funcionamiento.

Foto: Claudio Fernández

Luego, agregó que “de la misma manera estamos acá porque creemos, y las rutas 5, 6, 25, 26 y 47 son una realidad después de años de esperar, porque nos importa. Ahora vamos con hechos, no con discursos ni promesas. Y en Luján se ve, es una realidad”.

Además, expresó que “así como reconocemos nuestros logros, también reconocemos lo que falta. Si hay algo que tenemos en este espacio, es la capacidad de aprender, de reconocer cuando nos equivocamos. Y el voto del 11 de agosto nos dio un mensaje y estuvimos dispuestos a escucharlos, a hacer autocrítica y a prometernos y prometerles a cada uno de ustedes que vamos a ser mejores, que entendimos el mensaje y vamos a estar más cerca, que vamos a corregir lo que haya que corregir, porque no nos creemos los dueños de la verdad”.

En esa línea, manifestó que “creemos que los grandes logros son juntos. Y si ustedes nos marcan que algo está mal en el camino, eso es lo primero que tenemos que mirar para corregirlo. Pero uno en la vida y en la política puede corregir políticas que están mal, en donde se equivocó, puede enmendar errores, pero hay algo que no puede hacer y es cambiar lo que uno no es. Uno es o no es honesto. Uno es o no es comprometido. Uno respeta o no respeta al otro. Uno es humilde o no es. Creemos en eso y eso es lo que somos. Y eso es Fernando, eso es Daniel. Somos un equipo y nos identifica cómo queremos vivir los próximos cuatro años. Porque este domingo vamos a elegir cómo llegar a fin de mes y cómo tener trabajo. Es un reclamo legítimo por el que vamos a trabajar”.

También aseguró que “vamos a elegir qué pelea damos contra el narcotráfico, contra el juego ilegal, contra las mafias. También vamos a elegir si tenemos un pensamiento único o respetamos al que piensa distinto. Por eso este domingo, cada uno de los que está acá con sus banderas y sus chicos, que se acercó con esperanza, vayan con ese mensaje de esperanza a buscar a los que faltan: a los vecinos, a los amigos, a los familiares, a los que todavía no están convencidos, para decirles que el camino de los valores no cambia. Que ese camino de esperanza que elegimos en 2015 para cambiar un sistema que no cambió, y contra el que nosotros peleamos todos estos años, ese camino sigue ahí”.

Y por último, Vidal pidió a todos “seguir juntos. Y es por un voto, porque ni Fernando, ni Daniel ni yo tenemos segunda vuelta. Es por un voto. Y cada voto cuenta. Y con esta esperanza es que tenemos que ir a buscarlo, diciendo ‘Sí, se puede’. Pero ese ‘Sí, se puede’ para nosotros no es una bandera, un slogan, es que no nos damos por vencidos, no bajamos los brazos, no nos rendimos”.

Foto: Claudio Fernández