Desde la Oficina de Comunicación del Ministerio Público Fiscal del Departamento Judicial Mercedes informaron este jueves que fue detenida una persona que es sospechosa de haber cometido un asalto en un comercio de nuestra ciudad

“El pasado 27 de agosto, en horas de la noche, dos sujetos ingresaron armados a un comercio del rubro almacén en la zona céntrica de la localidad de Luján”, señala el informe sin detallar la dirección. Y agrega que “allí, tras amedrentar a la víctima, amenazarla, apuntarle con un arma de fuego y provocarle golpes le exigieron la entrega de dinero. Se hicieron de una suma que se encontraba en la caja registradora y algunos elementos del comercio. Tras ello, se subieron a una motocicleta y se dieron a la fuga”.

La víctima realizó la denuncia y se instruyó una investigación penal preparatoria a instancias de la UFI Nº 9 de Lujan, dependiente del Departamento Judicial de Mercedes, a cargo de la doctora María Laura Cordiviola.

Tras tareas investigativas se arribó a un posible sospechoso de la comisión del hecho. Es así como se solicitó al Juzgado de Garantías Nº 1 Departamental, a cargo del doctor Marcelo Romero, una orden de allanamiento y detención para el imputado. La misma fue concedida y efectivizada el martes último por parte de personal policial de la localidad.

En esa línea, destacaron que “en momentos en que se dirigían a dar cumplimiento a la diligencia, en cercanías del domicilio donde debía llevarse a cabo observaron al sospechado conduciendo un motovehículo marca Yamaha YBR 125cc. Dieron la voz de alto e interceptaron al sujeto procediendo a efectivizar su detención. A su vez, se pudo determinar que el rodado en que se desplazaba tenía pedido de secuestro activo del Destacamento Estación de Lujan por sustracción del mismo”.

Y añadieron que “más tarde también se desarrolló el allanamiento previsto en barrio La Palomita, en el domicilio del imputado. Allí se procedió al secuestro de un arma de fuego de puño y una escopeta; como así también una mochila la cual en su interior poseía 40 cartuchos y 35 municiones. Vale destacar, que el sospechado carece de todo tipo de autorización legal para tener o portar armas de fuego de conformidad con la Ley Nacional de Armas y sus decretos reglamentarios”.

Finalmente, el sujeto, de 22 años, quedó detenido por el delito de “robo agravado por el uso de arma de fuego cuya aptitud aún no ha sido acreditada, encubrimiento simple y tenencia ilegal de arma de fuego de uso civil y de arma de fuego de guerra”.

Mientras que este miércoles “compareció ante la agente fiscal en el marco de la audiencia de declaración en los términos del artículo 308 del Código Procesal Penal”, completaron.