La Defensoría del Pueblo de la provincia de Buenos Aires, organismo que conduce Guido Lorenzino, se presentó en la Justicia con la intención de que se anule la suba del 25% que el gobierno provincial habilitó a partir de 2020.

Según informó el organismo, con un planteo de nulidad hecho al Juzgado Contencioso Administrativo N°4 de La Plata, se reclamó que “el incremento no tenga lugar, al considerar que la resolución que lo habilitó es de manifiesta ilegalidad y arbitrariedad y genera un grave daño a los habitantes de la Provincia”.

“Estamos frente a una medida que vulnera aún más los intereses económicos de los usuarios y consumidores, quienes vienen de años de sufrir tarifazos en un contexto de estancamiento de la actividad económica, de inflación y de pérdida de poder adquisitivo”, sostuvo Lorenzino.

En esa línea, el Defensor del Pueblo cuestionó a las autoridades provinciales por habilitar un aumento que se aplicará cuando ya no estén en el gobierno, y consideró que la decisión “responde nuevamente a la forma que tienen de analizar las tarifas como si estuvieran sometidas a las leyes de mercado, cuando en realidad se trata del pago de una contraprestación por la utilización de un servicio público esencial”.

La Defensoría ya había rechazado el aumento anunciado por María Eugenia Vidal para el servicio que prestan EDELAP, EDEA, EDEN, EDES y las 200 cooperativas que operan en la Provincia.

En ese sentido, recordaron que se hizo una presentación administrativa ante el OCEBA y la Dirección Provincial de Energía para que se de marcha atrás con la suba a aplicarse a partir del primer día del año que viene.