A través de la Resolución 751/2019, que fue publicada el lunes en el Boletín Oficial, la Secretaría de Energía anunció que el aumento en la tarifa de gas que estaba previsto para enero próximo se postergará un mes más, por lo tanto el incremento se reflejará recién en las facturas correspondientes al consumo de febrero.

Según el cronograma anunciado por el Gobierno a principios de 2019, se establecía un crecimiento escalonado en el precio de este servicio. Pero ahora, la cartera que dirige Gustavo Lopetegui volvió a suspender el aumento que originalmente iba a darse en octubre de este año y se había pospuesto para el primer día de enero.

En la Resolución oficial publicada el lunes, la Secretaría de Energía señala que “con el fin del preservar el equilibrio económico financiero de los contratos”, “la vía más apta para ello consiste en la readecuación de las obligaciones de las licenciatarias de transporte y distribución de gas, esencialmente aquellas que impliquen inversiones obligatorias a su cargo, sin que ello afecte en modo alguno sus obligaciones frente a los usuarios abastecidos”.

A su vez, establece “diferir el ajuste semestral de los márgenes de transporte y distribución previsto a partir del 1 de octubre de 2019 para el 1 de febrero de 2020, debiendo utilizarse, en esa oportunidad, el índice de ajuste correspondiente para reflejar la variación de precios entre los meses de febrero y agosto de 2019”.

Además, el documento aclara que “la compensación en favor de las prestadoras” del servicio deberá determinarse “respetando la exacta incidencia entre los montos que se dejan de percibir en concepto de tarifa -incluyendo las bonificaciones a las subdistribuidoras de su área de licencia- y los montos de inversión comprometidos”.

El Gobierno sostuvo también que la medida se suma a otras implementadas durante el año para mitigar el costo que las tarifas tienen para los usuarios residenciales: el escalonamiento del incremento de abril y la decisión de diferir el pago del 22% de la tarifa durante los meses de invierno -de mayor consumo- para su compensación en los de verano.

Por otra parte, la Secretaría de Energía firmó otra resolución en la que anunció que devolverá más de 24.500 millones de pesos a las productoras de gas por las variaciones en el tipo de cambio de los últimos meses. Según consignó Infobae, esto es porque el Estado ya se había comprometido a asumir la diferencia que pudiera surgir “entre el valor del gas comprado por las prestadoras del servicio de distribución” y el precio del servicio incluido en los cuadros tarifarios vigentes.