Desde este domingo las petroleras aplicaron en todo el país un aumento del 6 por ciento en los precios de las naftas y gasoil. El aumento comenzó a regir luego de la actualización de los montos del impuesto a los combustibles dispuesta la semana pasada por el Gobierno.

“El aumento se explica principalmente por recuperación de precio de crudo y biocombustibles a productores locales y suba de impuestos. Pero los aumentos de esta noche no revisten el mismo porcentual en todo el país”, señalaron desde la Confederación de Entidades del Comercio de Hidrocarburos y Afines de la República Argentina (Cecha).

En ese marco, los nuevos precios en los surtidores de YPF son los siguientes: el litro de nafta súper subió a 53,34 pesos y la premium a 61,54 pesos. Mientras que el litro de diesel quedó en 49,94 pesos y el diesel premium en 58,44 pesos.

En Shell, por su parte, el litro de nafta súper aumentó a 53,99 pesos y a 62,39 pesos la nafta premium. Y en el caso del diesel es de 51,99 pesos y del diesel premiun de 59,39 pesos.

Mientras que en Axion, el litro de nafta súper promedia los 53,67 pesos y el de Quantium nafta ascendió a 61,98 pesos. En tanto, el de diesel subió a 50,98 pesos y el de Quantium diesel a 59,13 pesos.

El último aumento de las compañías había sido el 14 de noviembre, como consecuencia del “descongelamiento” de los precios que había sido establecido por el Gobierno a mediados de agosto por el término de 90 días como una de las medidas de alivio económico que fueron aplicadas después de las PASO. Ese día, la suba fue de un 5 por ciento.