Tal como informaron desde la Unión Ferroviaria Seccional Gran Buenos Aires Oeste, este martes los trabajadores de la especialidad guarda, es decir, jefas y jefes de tren, llevan a cabo un paro por 24 horas en reclamo de mejoras en las condiciones laborales. En ese marco, la medida de fuerza afecta a todos los ramales de la línea Sarmiento: los servicios eléctricos desde Once a Moreno y los dos que van a Mercedes y Lobos.

“Este martes 3 de diciembre la especialidad guarda trenes dispondrá de un cese de actividades por el término de 24 horas. La medida obedece a la intransigencia de la empresa Trenes Argentinos en su negativa de cumplir con la Ley 19.587, de seguridad e higiene en el trabajo, al no proveer al personal guarda femenino vestuario y baños apropiados desde hace cinco años”, señalaron.

“Los guardas hemos sido pacientes ante los diferentes planteos de las gerencias que asumieron compromisos de construir instalaciones dignas para las compañeras y sistemáticamente las incumplieron”, agregaron.

La medida de fuerza se había decidido el 28 de noviembre en una asamblea general del sector de jefas y jefes de tren, pero se hará efectiva ahora ya que desde entonces no hubo convocatoria de la empresa ni del Ministerio de Trabajo para iniciar una negociación.

Al respecto, comunicaron que “hemos apelado a todas las instancias ante las autoridades de controlar y de aplicación como la CNRT y el Ministerio de Trabajo, hasta hemos apelado a la Justicia pidiendo su intervención y, sin embargo, la empresa haciendo gala de impunidad discrimina y menosprecia la tarea de las compañeras obligándolas, bajo veladas amenazas, a aceptar un contenedor marginado del lugar, donde se desempeña la totalidad de la dotación y que por su ubicación corren riesgos fatales”.

Por último, desde la Unión ferroviaria – Línea Sarmiento remarcaron que “el conjunto de la especialidad guarda reclama un trato digno e igualitario para las compañeras y, en virtud de la cerrada negativa de la gerencia, disponemos de esta medida que sabemos molesta al usuario, pero es la entera responsabilidad de toda la línea dirigencial que expone a las trabajadoras en su integridad y su vida”.