La Defensoría del Pueblo de la provincia de Buenos Aires lanzó una campaña para concientizar sobre el impacto que produce el uso la pirotecnia en personas, animales y el medio ambiente en el marco de las fiestas de Navidad y Año Nuevo.

La campaña, que tiene como lema “#FiestasSinPirotecnia” hace foco en los efectos que provoca el estallido de los fuegos artificiales en adultos mayores, niños, personas con discapacidad, personas con autismo, animales e incluso en el medio ambiente.

La iniciativa surgió luego del trabajo en conjunto de diferentes asociaciones de familias con miembros de TEA, TGD, Austismo y protectoras de animales, que todos los años intentan frenar esta actividad que provoca problemas de salud en las personas y en animales.

El titular del organismo, Guido Lorenzino, precisó en un comunicado que con la campaña se busca “que se conozca cada vez más cuál es el daño que se puede provocar al utilizar pirotecnia, y así intentar proteger a los que más sufren las consecuencias de su uso”.

“Vemos que cada vez hay más personas que dejan de utilizar pirotecnia, pero este cambio cultural sólo se sostiene si la sociedad y la política avanzan de manera conjunta”, concluyó el Defensor del Pueblo.

En Luján, “Más luces y menos ruidos”

A nivel local, diversas asociaciones y proteccionistas se han sumado a través de las redes sociales con la viralización de flyers y algunos carteles que se refieren a los trastornos que causan a las personas Trastorno del Espectro Autista (TEA), a las personas con capacidades diferentes y a los animales domésticos, además de evitar accidentes y quemaduras.

“La humanidad evolucionó y sigue evolucionando. Años atrás desconocíamos los problemas como el autismo, que los animales sentían igual o más que nosotros, el daño que hace festejar con ruido en el medio ambiente”, señaló a LUJANHOY la proteccionista Alejandra Claudia Guala.

En esa línea, reflexionó: “Hace mucho tiempo vivíamos en un mundo más silencioso, por eso se asociaba el ruido con los festejos, las luces, las risas y los gritos familiares. Hoy, en todo el mundo, la humanidad tan bombardeada por las bombas reales, busca el silencio, la paz, la alegría y el respeto a otros seres”.

“Está demostrado por infinidad de videos, audios y fotos, el daño que les provoca a los chicos autistas y con otras patologías, a los bebés y a los animales hasta llevarlos a la muerte, el uso de la pirotecnia”. agregó la proteccionista.

Y resumió que “hoy la pirotecnia no es diversión, hoy la pirotecnia no es alegría, hoy la pirotecnia está asociada al sufrimiento de muchos seres”.

Por último, acerca de la prohibición, sostuvieron que “lamentablemente no se puede prohibir porque es una industria legal. Lo que se está intentando es encontrarle la vuelta para festejar con más luces y menos ruido”.

Por su parte, la Asociación Civil Autismo Luján promovió con fuerza la iniciativa “más luces, menos ruidos” en estas Fiestas, con el objetivo de pedir “concientización y un cambio cultural” más allá de la modificación de la ordenanza municipal para prohibir el uso de pirotecnia.

Al respecto, en diálogo en LUJANHOY Ianina Ojeda, referente de la Asociación Civil Autismo Luján, señaló que “más alla de la modificacion de la ordenanza que nos ayudaría muchísimo, queremos que la gente se concientice sobre el mal que causa en las personas con autismo, en las personas con discapacidad y en los animales, el uso de la pirotecnia”.

Y agregó que “para esta Navidad, esperamos más luces y menos ruido”.