Foto: Archivo

Este lunes, a tan solo dos días del cierre de año, el Sindicato de Trabajadores Municipales de Luján se declaró en asamblea permanente y entregó una nota dirigida al intendente Leonardo Boto en la cual explican los motivos de esta decisión.

En ese contexto, desde el gremio que encabeza Santiago Vera reclaman la suma especial no remunerativa de 5.000 pesos, denominada bono de fin de año, la cual fue acordada con la anterior gestión el 19 de septiembre de 2019 y establecía que se abonaría el 27 de diciembre, ajustándose de acuerdo a la variación inflacionaria.

También exigen “la suma pendiente de abonar en el día de hoy con respecto del incremento con carácter no remunerativo acumulativo, traduciéndose en el equivalente a la variación de diciembre con respecto al mes anterior sobre el índice inflacionario del Indec, tomándose como tal el Indice de Precios al consumidor (IPC), determinado por dicho organismo”.

Y como tercer punto, solicitan “la reincoporación y/o reinstalación inmediata respecto de los trabajadores que se encuentran prestando tareas para ese Municipio bajo la designación ‘planta temporaria’, y que han sido notificados de su cese a partir del 31 de diciembre del corriente año”.

Finalmente, a través de una nota que lleva la firma del secretario de Gobierno y Relaciones Institucionales, Silvio Martini, la Comuna informó “al personal de planta temporaria cuyo vencimiento opera el día 31 de diciembre del corriente año, que los mismos serán renovados automáticamente por el mismo plazo”.

Por otra parte, tal como pudo saber LUJANHOY, el intendente Leonardo Boto mantuvo el sábado una reunión con los trabajadores en el Taller Municipal N° 1, donde comunicó que el bono de fin de año será abonado en los primeros días de enero, estableciendo como plazo máximo el 10.