“Los derechos humanos y los derechos de la naturaleza son dos nombres de la misma dignidad”, escribió el periodista y escritor uruguayo Eduardo Galeano hace ya varios años, previo al inicio en Cochabamba, Bolivia, de la Conferencia Mundial de los Pueblos sobre el Cambio Climático y los Derechos de la Madre Tierra.

Y con esta cita, desde la Asamblea EcoAmbiental de Luján manifestaron su “repudio” por la tala de árboles añejos en el ingreso a Walmart y reclamaron a las autoridades que “reviertan o disminuyan el daño ambiental generado”.

Tal como informara LUJANHOY la semana pasada, vecinos de nuestra ciudad, principalmente del barrio Juan XXIII, comenzaron a manifestar su preocupación por la tala de una importante cantidad de árboles que se hallaban en el ingreso al hipermercado Walmart, un lugar elegido por muchas personas para compartir un momento de esparcimiento, pero que además forma parte del humedal del río Luján.

Según informaron desde la Municipalidad ante los reclamos, los terrenos son privados, motivo por el cual la Comuna no tiene injerencia sobre las decisiones de sus propietarios. Aunque se comprometieron a analizar las reglamentaciones vigentes. Y en ese contexto, concejales tanto del oficialismo como de la oposición manifestaron su “repudio” y apuntaron contra “el daño en el medio ambiente que esto implica”.

De hecho, desde la Comisión de Obras Públicas del Concejo Deliberante comunicaron a este medio que solicitarán “un pedido de informe al Departamento Ejecutivo que encabeza el intendente municipal Leonardo Boto, para que nos informe sobre las actuaciones de tala indiscriminada llevadas adelante, al tiempo que nos facilite información formal sobre las parcelas afectadas. Es decir, si los terrenos –presuntamente privados- donde estaban ubicados los ejemplares, están intervenidos por algún tramo público/municipal”.

“Exigimos que reviertan o disminuyan el daño ambiental generado”

Y ahora, respecto de lo sucedido, desde la Asamblea EcoAmbiental de Luján emitieron un comunicado en el que señalaron que “hay cosas que no se pueden recuperar con el tiempo, ni comprar con dinero: una de ellas es el crecimiento de un árbol y la otra es la conservación de nuestros humedales”.

En ese sentido, recordaron que “hace pocos días la empresa privada Walmart realizó la tala de un+a antiquísima arboleda de Eucaliptos a orillas del río Luján. Como Asamblea EcoAmbiental de Luján queremos manifestar nuestro repudio a dicho accionar y exigimos a las autoridades locales propuestas que reviertan o disminuyan el daño ambiental generado”, apuntaron.

A su.vez, remarcaron que “nos preocupa el alto impacto ambiental de dicha tala al haberse realizado en una zona que fue para nuestra cuenca un antiguo humedal. Y decimos antiguo, ya que la misma empresa a la cual repudiamos fue la responsable del relleno de un terreno que, por su depresión natural, representa una zona ambiental insustituible, que debiera ser protegida por el Estado local, provincial y nacional. Estas zonas forman parte del equilibro Ecoambiental, son fuente de vida silvestre, aseguran la biodiversidad, controlan las crecidas de agua, entre otras”.

Y cuestionaron que “bajo el ejercicio de la ‘propiedad privada’ no se garanticen protecciones ambientales, se atente y se siga vulnerando a vecinos y vecinas aledaños”.

Por estos, plantearon una serie de exigencias: “Acciones legales que protejan los humedales de nuestra cuenca. Un planeamiento urbano acorde a las necesidades de las personas que habitamos este suelo, que respete la biodiversidad del mismo, y no opere en mero beneficio de multinacionales o megaempresas. Programas y acciones concretas locales, provinciales y nacionales que se ocupen de revertir y recuperar el daño que sistemáticamente realizamos a la Tierra, el suelo, el agua y el aire”, detallaron.

Por último, invitan a la comunidad a sumarse a la próxima reunion de la Asamblea EcoAmbiental de Luján, que se llevará a cabo el miércoles 12 de febrero a las 19 en el Parque San Martín.