Foto: Interbloque Juntos por el Cambio

Hasta hace menos de dos meses Juntos por el Cambio era gestión y afrontó diversas medidas de fuerza de los trabajadores por incumplimientos salariales. Pero ahora, en su nuevo rol de opositores, los concejales del espacio político se reunieron este jueves con los sindicatos municipales y se comprometieron a acompañarlos en el conflicto salarial que sostienen con el Ejecutivo. “Nosotros estamos acá con ustedes”, señaló Fernando Casset.

El conflicto entre el actual Ejecutivo municipal y los gremios que nuclean a los trabajadores municipales -Sindicato de Trabajadores Municipales de Luján (STML), Sindicato de Empleados Municipales de Luján (SEML) y Asociación de Trabajadores del Estado (ATE)- comenzó a vislumbrarse la semana pasada.

Sucede que en el marco del acuerdo salarial que suscribieron los gremios municipales con la anterior gestión el 19 de septiembre del año pasado, se llevaron a cabo varias reuniones donde el actual gobierno presentó tres propuestas de acuerdo salarial “cumplibles” respecto del pago del premio anual por presentismo; ajustes por inflación, Bono y SAC (Sueldo Anual Complementario); horas extras y pase al básico.

Sin embargo, todas fueron rechazadas por los trabajadores municipales, que resolvieron declararse en estado de asamblea permanente y quite de colaboración. Incluso, tal como adelantaran a LUJANHOY referentes gremiales el martes, “no se descarta el inicio de un paro de actividades si el Ejecutivo no incorpora al básico el 25 por ciento de la inflación de 2019”.

En medio de esta situación, este jueves por la mañana, en el recinto del Concejo Deliberante, los concejales del Interbloque Juntos por el Cambio participaron de una reunión con los trabajadores municipales “con la intención de brindarles herramientas y acompañamiento en el conflicto salarial que sostienen con el Departamento Ejecutivo”, señalaron a través de un comunicado. Y en ese sentido, agregaron que los sindicatos adelantaron que “de no resolverse la situación, el día sábado iremos al paro”.

“Desde el Sindicato de Trabajadores Municipales y el Sindicato de Empleados Municipales pidieron el acompañamiento de los ediles en la próxima reunión con el indendente Leonardo Boto y evidenciaron que ‘nosotros necesitamos que nos pasen el 25% al básico, para arrancar a discutir paritarias'”, expresaron.

Foto: Interbloque Juntos por el Cambio

Hasta hace poco tiempo esta reunión parecía imposible. Si ir más lejos, durante el año pasado los trabajadores municipales llevaron a cabo diversas medidas de fuerza por la falta de cumplimiento de los acuerdos salariales de la gestión de Oscar Luciani. Entre otras, por el retraso en el pago de los salarios de los profesionales del Hospital y falta de indumentaria y retraso en el pago de las horas extras en esa y otras áreas.

Pero ahora la historia es otra. Y según indicaron en el comunicado, la concejal del Interbloque Juntos por el Cambio Marcela Manno sostuvo que “sabemos que no es la primera vez que el Municipio tiene un problema económico, pero siempre entendimos y acordamos que no se debe ajustar a los trabajadores”. “Por eso nosotros estamos acá con ustedes”, completó el edil Fernando Casset.

Por su parte, Alberto Trisciuzzi argumentó que “lo primero que hay que resolver es el acuerdo de los trabajadores, hay que atender a la familia municipal. Pedimos que el intendente acate lo acordado”.

En tanto, indicaron que Gabriela Pino, secretaria adjunta del Sindicato de Trabajadores Municipales, manifestó: “Todos los que se candidatearon para ser intendente sabían cuál era la situación de la Municipalidad. Boto sabía y se comprometió con nosotros, así que si hay un acuerdo tiene que cumplirlo. Estamos cansados de escuchar que el problema es de la gestión anterior y de que ajusten a los trabajadores. Es hora de que pongan lo que tienen que poner, y nos paguen”.

Finalmente, los concejales del Interbloque Juntos por el Cambio se comprometieron a acompañar a los sindicatos en las próximas discusiones salariales con el Departamento Ejecutivo, al tiempo que pidieron “ser invitados a las asambleas de los trabajadores para continuar con el diálogo y contribuir a la resolución del conflicto que sostienen”.