Fotos: aportadas por el joven y su abogado en la denuncia

En la Fiscalía de nuestra ciudad se tramita una denuncia radicada a principios de este mes por un joven vecino del barrio Parque Lasa, quien acusa irregularidades por parte del personal policial que llevó a cabo un allanamiento en su domicilio y denuncia la falta de dinero, entre otras pertenencias.

Según figura en la denuncia radicada en la UFI N° 9 de nuestra ciudad, el joven -del cual no brindaron su identidad- sostiene que “el 5 del corriente mes y año, siendo alrededor de las 24 horas, se encontraba en el domicilio de un amigo. Que en tal circunstancia, recibió un audio de su vecina lindera y locadora del departamento que ocupa, quien le dijo que al llegar a su casa ‘había policías adentro de tu departamento'”.

A raíz de esto, el joven regresó a su domicilio, donde “ante su sorpresa encontró el candado del portón que da a la calle violentado y la puerta de acceso a la vivienda se encontraba abierta y con daños, y ya en el interior encontró sus pertenencias esparcidas por el piso y las cachas de su moto marca Gilera VC 150, que se encontraba dentro del estar, presentaban daños como si hubieran intentado arrancarlas”, se añade en la denuncia.

A su vez, indica que “una bolsa de nylon que contenía semolín, había sido abierta y, a su lado, se encontraban tres cápsulas de reactivos aparentemente para detectar la presencia de estupefacientes que utiliza el personal policial”.

En la denuncia también figura que “el declarante constató la falta de 4.000 pesos que estaban debajo del televisor, destinados a pagar el alquiler, un parlante bluetooth de color negro y un desodorante de hombre de la empresa Natura”.

Por otra parte, señala que dos días después, “el Dr. Jeremías Rodríguez, letrado del denunciante, se hizo presente en la Comisaría de Luján, Seccional Segunda, reclamando la Orden de Allanamiento, la cual no le entregaron, reconociendo que personal afectado a dicha sede policial había intervenido en el allanamiento”. En ese marco, le entregaron el número de una Investigación Penal Preparatoria (IPP) y luego quedó asentado en la denuncia radicada en la UFI N° 9 que “se aportarán fotografías”.

Consultado por LUJANHOY, el abogado Jeremías Rodríguez sostuvo que “me fui a la Fiscalía con el DNI de mi cliente y averiguo y me dicen que no tiene ninguna causa. A partir de ahí, me fui a la Comisaría de Jáuregui y les dije que venía a averiguar porque habían entrado a la casa de un cliente mío y quería saber si habían sido ellos o se trataba de un robo. Y cuando les digo que la dirección es en el barrio Parque Lasa, me dijeron que fueron ellos”.

En esa línea, el letrado agregó que “me dijeron que estaban buscando un arma y un auto, un (Fiat) 147. Y me dieron el número de la IPP. Pero yo les dije que le faltaron cosas y causaron daños. Entonces, me fui a la Fiscalía y el número que me dieron corresponde a una denuncia por ‘amenazas’, en la cual no está ni nombrado mi cliente ni es cerca de su domicilio y es contra otra persona por ‘amenazas’ con arma de fuego. Aparentemente, vieron el auto que estaban buscando en la cuadra y se metieron en la casa de mi cliente. Pero se equivocaron”, apuntó Rodríguez.

La investigación es llevada adelante por la UFI N° 9 de nuestra ciudad, con intervención del Juzgado de Garantías N° 1 de Mercedes.