Con la firma de su secretario general, Roberto Baradel, el Sindicato Unificado de Trabajadores de la Educación de Buenos Aires (SUTEBA) elevó una nota a la directora General de Cultura y Educación de la provincia de Buenos Aires, Agustína Vila, “a los efectos de impugnar el Artículo 2 de la resolución 2020-554 de la DGCyE, ya que la misma no guarda congruencia con el resto de la normativa nacional y provincial, en referencia a la pandemia que estamos sufriendo de covid-19 y la epidemia de dengue en nuestro país, y en el caso que nos ocupa en el territorio de la provincia de Buenos Aires”.

Y agrega que “el mencionado artículo habla de normalidad en la asistencia de docentes y auxiliares a las escuelas, no teniendo en cuenta la intención del comité de expertos de ‘reducir al máximo la circulación de personas, las reuniones entre las mismas’ y, según la normativa nacional, establecer ‘guardias mínimas’ que garanticen en este caso la continuidad pedagógica de los alumnos y el suministro de alimentos a través de SAE”.

“Entendemos que como sucedió en otra oportunidad en la provincia de Buenos Aires con la gripe A H1 N1, es el ‘Director de la Escuela en comunicación con el Inspector el que debe establecer, conforme a los lineamientos de la DGCyE las acciones de trabajo y la organización del mismo’ para garantizar la distribución de las tareas en relación a la continuidad pedagógica, por medios virtuales o tradicionales según la posibilidad del alumno/a y garantizar el servicio alimentario escolar, reduciendo al máximo la circulación de personas y la concentración de las mismas”, considera.

A su vez, sostiene que “establecer una supuesta normalidad frente a una situación absolutamente extraordinaria genera incertidumbre, angustia, contribuye a una suerte de intranquilidad colectiva y alimenta el temor que todos/as tenemos ante una situación extraordinaria riesgosa cómo lo es una pandemia”.

“Pretender que los docentes y auxiliares asistan normalmente como plantea lo norma, atenta contra el objetivo de impedir la propagación de la pandemia y el cuidado de docentes, auxiliares y de toda la comunidad educativa. En consecuencia, solicito que con carácter de urgente y perentorio que se modifique dicho artículo y se le otorgue facultades extraordinarias tanto al Equipo Directivo de las escuelas como al cuerpo de inspectores para resolver en cada territorio guardias mínimas de acuerdo a la normativa nacional y provincial y teniendo en cuenta las particularidades de cada escuela y de cada comunidad educativa”, solicitó.

Además, pide que en cada escuela se proceda a la desinfección desinsectización, desmalezamiento, descacharrización; limpieza del establecimiento (aulas, dependencias, salón de usos múltiples, patios y tanques de agua); provisión de elementos de higiene necesarios y suficientes que garanticen la profilaxis y la seguridad sanitaria.

También solicita licenciar de forma inmediata a todo el personal que se encuentre entre los grupos de riesgo; aquellos que tengan a su cargo el cuidado de hijos y adultos mayores; aquellos que se encuentran en periodo de cuarentena preventiva, como a todo caso que amerite la no concurrencia.

“Con estas medidas entendemos que se proteje a los chicos/as, a los docentes, a los auxiliares y al conjunto de la comunidad, aportando a que la pandemia no se extienda en nuestras comunidades y garantizando la alimentación y los aprendizajes de nuestros/as niños/as, jóvenes y adolescentes*.

En este sentido, SUTEBA Luján también hará una presentación al respecto en Jefatura distrital.