A usted señora, que vio crecer al barrio, que lo recorrió tomando fuertemente de las manos a sus hijos en ese caminito cotidiano del ir y venir de la escuela. A usted señor, que pedaleó las calles cuando eran de tierra con el bostezo de la madrugada yendo a la fábrica. A usted, abuela, que barrió cada hoja de las arboledas de antes y configuró historias en las charlas interminables. A usted abuelo, que pala en mano y mate compartido en el descanso, destapó las zanjas de las calles, desmalezó uno y veinte veranos el baldío para más higiene, para más seguridad de todo el barrio.

A ustedes, a los que aún hoy se los conoce por su apellido y el Don y Doña que los pinta como pilares de la historia del barrio. A ustedes, que hoy en la contingencia de esta actualidad que nos obliga y concientiza a resguardarnos, los jóvenes les ofrecen ayuda. Algo quizás simple, pero que ante esta realidad no se aconseja que ustedes las realicen. Por eso, para los adultos mayores del barrio El Trébol, la gente joven de su Sociedad de Fomento le ofrecen ser quienes puedan realizarles los mandados imprescindibles en estos días de cuarentena.

Por todos

Habrá tantas historias… tantas soledades… pero al menos en el barrio El Trébol se las tiene en cuenta, porque desde esta iniciativa se prevé poder darles una mano a quienes no cuenten con alguien de su entorno familiar que pueda salir a hacer las compras en este andar limitado por la cuarentena.

“La idea surgió de la comisión directiva, sabiendo que hay gente con esas necesidades en nuestro barrio”, comenzaba contándonos Gabriel Romero, presidente de la mencionada entidad fomentista.

“Tenemos un barrio con mucha población de gente mayor, pero por suerte no solos, aunque sí tenemos algunos casos”, agregaba. Casos que identificaron y ante los que se pusieron a disposición remarcando también que la sede desde el 16 de marzo y durante este período se encuentra cerrada pero recibe avisos o mantiene contacto con los vecinos vía virtual, ya que la Sociedad de Fomento cuenta con su página de Facebook.

“En la Sociedad de Fomento tenemos gimnasia, yoga, zumba, Taekwondo y, lo más importante, se dicta la escuela Primaria para Adultos”, señalaba Gabriel, quien comparte la comisión directiva junto a Daniel Almeyra, Mario Rivera, Martín Rivera, Nicolás Mauro, Jimena Castromán, Laura Monín, Andrés García, Juan Masci, Juan Avalos, Ezequiel Infanti y Martín Costa.

“Les agradecemos a los vecinos del barrio que siempre se preocupan en mejorarlo y brindar su solidaridad en estos casos. Tenemos mucha gente que voluntariamente se ofreció a darnos una mano en este servicio”, decía el presidente de esta Sociedad de Fomento del barrio El Trébol que pensando en aquel Don, en aquella Doña, y sabiendo que no pueden exponerse dada su edad a circular por la vía pública, decidieron que los mandados se los hacen ellos. Así que… papelito, lista y solidaridad.