Si fuera el mundo más amable, blandito, suave, susurrante, de colores…una imagen imposible en lo material pero quizás, con una cierta esperanza de concreción en cuanto a las actitudes humanas… actitudes coloridas, suaves, inclusivas, amables.

La utopía que nos hace andar y andar en esa dirección, la de lograr un poco más de amabilidad en todos, entre todos, para todos. Un mundo que tenga habitantes que sepan del otro. Que sepan dónde está el dolor del otro y la alegría del otro. Habitantes conviviendo amablemente. Tan lejano suena, pero se hace a veces tan cierto cuando aparecen las pequeñas acciones en el gran mundo.

Y en busca de eso, la Asociación Autismo Luján, tratando de mostrar cómo duele el mundo cuando todo es agresivo, duro, ruidoso, oscuro. Sus chicos autistas necesitan otra cosa, todos lo necesitamos. Menos ruidos molestos, más sonidos necesarios.

Y la actividad de esta entidad que es durante todo el año, se hace reunión especial cada 2 de abril cuando se conmemora el Día Mundial de la Cociencia sobre el Autismo. Y entonces, se redobla la apuesta en cuanto a concientización se refiere.

Globos azules, folletería, charlas, mensajes, encuentro a plena plaza. Así conmemoran y así trabajan en pos de lograr visibilizar los Trastornos del Espectro Autista (TEA) y la mejora de la situación de tanta gente que es aquejada por esto.

Azules

Este jueves la Municipalidad se iluminó de color azul. Fue a través de una iniciativa de la Asociación Civil Autismo Luján y el concejal y Veterano de Guerra de Malvinas Marcelo Sánchez.

Algo azul en la casa. En la ropa. Azul como distinción de esta tarea de concientización y de lograr diferentes prestaciones para afrontar todo lo cotidiano que se hace difícil con un familiar viviendo en el autismo. Pero esta vez… un tiempo diferente y un 2 de abril a plena cuarentena.

“Nuestra manera de conmemorar es esta vez convocando a través de las redes sociales. Así que propusimos que cada familia decore sus casas de alguna manera, con lo que pudiera y tuviera, que los chicos pinten, pongan algún cartel, lo que sea para conmemorar el día”, nos contaba Ianina Ojeda, presidenta de Autismo Luján, asociación que venía trabajando en cercanía con el gobierno municipal.

“Con la gente de la Municipalidad, con el Concejo Deliberante, acordamos la colocación de un pasacalle. Ellos para este 2 de abril pusieron el del Día del Ex Combatiente de Malvinas y también uno que le dimos nosotros del Día Mundial de la Concientización sobre el Autismo. Se colocaron frente al Municipio para seguir con la visibilización de la problemática”, mencionaba.

Y en esa línea, agregaba: “La comunicación ahora con el Municipio es mucho más fluida, con todos los sectores, principalmente con la Comisión de Salud que ahora nos están dando una gran mano porque nos consiguieron unos permisos para aquellas familias que tienen los pibes muy desbordados, puedan salir por la zona a pasear tres horas por día, van con distintivos azules que lleva el adulto, así pueden entonces salir, no muy lejos, sólo por la zona donde viven. Pero ayuda a descomprimir un poco, porque los pibes están bastante estresados”.

A su vez, remarcaba la posibilidad de tramitar ese permiso en tiempo de cuarentena para quien lo necesite: “Está bueno que se sepa eso. Los permisos los vamos dando a través de la Asociación, así que si alguien los necesita se pueden contactar conmigo o con la Asociación”. De manera que, quien tenga al autismo dentro de su familia, puede recurrir a este beneficio de un momento tan necesario especialmente ante esta problemática de la salud.

“Seguimos desde donde podemos. Vamos a ir modificando cosas porque teníamos proyectos con la Municipalidad y por esta situación de la pandemia se vieron truncados, pero serán para otro momento o seguirán apareciendo proyectos nuevos. Y así seguimos trabajando”.

Un 2 de abril sin globos azules en la plaza, pero la conciencia activa para seguir buscando la posibilidad que un día el mundo sea más amable. Que hagamos ese mundo amable que todos necesitamos.