En el marco de la Emergencia Sanitaria declarada por la pandemia de coronavirus, el Departamento Ejecutivo elevó al Concejo Deliberante un proyecto de ordenanza para enfrentar esta situación a través de la desafectación de las tasas municipales cuyo destino de gastos es de una afectación determinada.

El proyecto, que fue analizado y modificado en conjunto por concejales del oficialismo y la oposición, se basa en un informe producido por la Secretaría de Economía y Finanzas, a cargo de Ignacio Pedotti, en el que da cuenta “de la delicada situación económica y financiera que atraviesa el Municipio, en virtud del impacto que la Emergencia Sanitaria y la medida de aislamiento produjeron en los ingresos por todo concepto y en los gastos municipales”.

Entre otras cuestiones, la Secretaría de Economía refirió que “la recaudación cayó, respecto de febrero del corriente año, un 50,3 por ciento, lo que equivale a 32.200.000 pesos y, en la proyección de ingresos del mes de abril se prevé una nueva caída aproximada en la recaudación del 75,3 por ciento respecto del citado mes de febrero; como asimismo una nueva caída en el Coeficiente Único de Distribución (CUD) de la Coparticipación”.

En ese contexto, la ordenanza propone hasta el 31 de diciembre de 2020 “la desafectación temporaria de la Tasa por Inspección Veterinaria, Tasa por Fondo de Seguridad Ciudadana, Tasa por Fondo Comunitario de Obras de Infraestructura (…) y R.E.B.A. (Bebidas Alcohólicas); a fin de poder atender las erogaciones por todo concepto que viene generando la emergencia sanitaria y el aislamiento preventivo y obligatorio dispuesto por el Decreto de Necesidad y Urgencia N° 297/20”.

Y tal como había adelantado LUJANHOY, entre las modificaciones que acordaron los ediles figuran que los recursos desafectados sean destinados a contemplar finalidades relacionadas con la pandemia por coronavirus Covid-19. Y establecer un plazo de dos años para la restitución de los fondos a sus finalidades originales.

Al respecto, los fondos recaudados por esos tributos desafectados se destinarán a la adquisición de elementos de seguridad e higiene destinados al resguardo del personal del sistema de salud y demás agentes municipales afectados al cumplimiento de tareas esenciales en el marco de la pandemia por coronavirus; compra de insumos y demás bienes de uso destinados a la asistencia a pacientes con Covid-19, y adecuaciones edilicias necesarias para acondicionar la infraestructura del sistema de salud.

Además, contempla la compra de productos alimentarios para la asistencia de la población en situación vulnerable y el mantenimiento de los servicios y dispositivos municipales destinados a la protección integral de niños, niñas, adolescentes y mujeres en situación de vulnerabilidad por casos de violencia o discriminación de cualquier tipo, entre otros ítems.

En ese contexto, este viernes, en la continuidad de la tercera sesión ordinaria del Concejo Deliberante -desarrollada de forma virtual-, los ediles aprobaron el proyecto por unanimidad.

En este sentido, el concejal del interbloque Frente de Todos, César Siror, reiteró que “es extremadamente importante en este momento darle herramientas al Departamento Ejecutivo para que pueda cumplir con las prioridades y pueda atender no solamente a todo el arco sanitario, asistencial y del personal de la salud, sino también aquellas prioridades que tienen que ver con asistencia social, seguridad y cumplir con los compromisos de aislamiento”.