Foto: Gentileza Télam

El Presidente de la Nación, Alberto Fernández, anunció este sábado que el país ingresará en una nueva etapa del aislamiento social, preventivo y obligatorio por la pandemia del coronavirus.

La extensión de la cuarentena será, en principio, hasta el 10 de mayo. En ese contexto, señaló que en las ciudades con más de 500 mil habitantes “seguirá como hasta ahora”, mientras que en aquellas con menos población los gobernadores podrán decidir excepciones. Además, dispuso que se podrán hacer salidas de una hora “con fines de esparcimiento” y en un radio no mayor a 500 metros del domicilio.

El anuncio lo hizo desde la residencia de Olivos. Allí, el primer mandatario aseguró que “estamos lejos de decir que esto está terminado”. Y si bien destacó que “hemos avanzado mucho”, aclaró que esto “no quiere decir que está resuelto el tema”.

Según informó la agencia de noticias Télam, el Presidente, que estuvo acompañado por el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero; los ministros de Salud, Ginés González García, y de Interior, Eduardo “Wado” de Pedro, y la secretaria de Acceso a la Salud, Carla Vizotti, sostuvo que su “mayor preocupación es que el día después de la pandemia, la economía vuelva a recuperar su actividad tan pronto se pueda”.

“Hemos logrado el objetivo que les señalé el primer día: lograr que el contagio por coronavirus fuera más lento para poder prepararnos”, resaltó el mandatario y afirmó que el país cuenta con más de 700 respiradores nuevos, entre otras adquisiciones.

Asimismo, advirtió que “hay un riesgo en los grandes centros urbanos como Rosario, Córdoba, Buenos Aires, Resistencia y Ushuaia” y afirmó que “los grandes conglomerados son un tema singular porque se concentra gran parte de la epidemia”.

En ese sentido, dijo que en las ciudades de “más de 500 mil habitantes seguirán las restricciones como hasta hoy”, en la tercera etapa de la cuarentena que comenzará el lunes, y anunció que en las localidades con menos de 500 mil habitantes “pueden empezar a ser exceptuadas”, una decisión que estará en manos de las autoridades provinciales, siempre y cuando se den cinco requisitos.

En este sentido, precisó que los gobernadores podrán decidir esas excepciones cuando: el tiempo de duplicación de casos confirmados sea inferior a quince días, cuenten con el sistema de salud con capacidad adecuada para dar respuesta, y haya evaluación positiva de las autoridades sanitarias respecto al riesgo socio-sanitario en relación con la densidad poblacional.

Los otros dos requisitos para decidir las excepciones al aislamiento son: que el porcentaje de la población exceptuada de las medidas de aislamiento no podrá superar el 50% de la población total del departamento o partido, y la zona geográfica no podrá estar definida como “con transmisión local o por conglomerado” por la autoridad sanitaria nacional.

“Pasamos de un aislamiento estricto a un segundo momento con un aislamiento administrado y ahora empieza esta tercera etapa”, en la que “dejamos en manos de autoridades provinciales manejo de que actividades se pueden abrir”, dijo Fernández y adelantó que “vamos a permitir que hasta la mitad de la población ya se movilice”.

El Presidente aseguró, además, que el gobierno nacional hará un “seguimiento estricto de la pandemia” en los distritos donde se abrirán excepciones y advirtió que “si se desbordan los números o las exigencia dejan de cumplirse vamos a poder dar marcha atrás con la decisión provincial”.

Por otra parte, anunció que el Gobierno nacional “va a autorizar que cualquier persona pueda salir un radio de 500 metros fuera de su casa con fines de esparcimiento”. Sin embargo, Luján no formará parte de esa excepción.

“Se trata de una hora diariamente y en un radio de 500 metros. Los niños pueden salir acompañados por sus padres, y los adolescentes solos”, dijo el primer mandatario y destacó la importancia de mantener el protocolo establecido para evitar contagios.

El anuncio se concretó tras el firme apoyo que el jefe de Estado recibió ayer de los gobernadores a las medidas para hacer frente a la pandemia de coronavirus durante una videoconferencia, y una reunión que mantuvo el jueves en la Residencia de Olivos con los miembros del comité de expertos, integrado por epidemiólogos, médicos y científicos.

Detalles de la nueva etapa de aislamiento

– El aislamiento social, preventivo y obligatorio se prorroga hasta el día 10 de mayo de 2020.

– Los grandes aglomerados urbanos son los lugares de mayor riesgo de transmisión del virus. Por ese motivo, todos los aglomerados urbanos de más de quinientos mil habitantes en el país seguirán cumpliendo las medidas de aislamiento social, preventivo y obligatorio como lo hicieron durante los últimos quince días.

– La Administración Pública Nacional seguirá funcionando con las dotaciones mínimas establecidas.

Siguen suspendidas en todo el país las siguientes actividades:

Dictado de clases presenciales en todos los niveles y modalidades.

Eventos públicos y privados: sociales, culturales, recreativos, deportivos, religiosos y otros.

Centros comerciales, cines, teatros, centros culturales, bibliotecas, museos, restaurantes, bares, gimnasios, clubes y cualquier espacio público o privado.

Actividades turísticas, apertura de parques, plazas y similares.

Las fronteras seguirán cerradas para el ingreso de extranjeros. El ingreso de los residentes continuará en los términos que sean compatibles con el control sanitario.

El transporte de pasajeros aéreo de cabotaje e internacional, terrestre interurbano, entre jurisdicciones e internacional continúan sin autorización para funcionar.

Fuente: Télam