Nicolás Caro, condenado por el crimen de Agustín Cantello el 13 de agosto de 2015 durante un robo a mano armada en un kiosco ubicado en la calle Lavalle entre Alem y Humberto, recibió el beneficio de la prisión domiciliaria, la cual fue concedida el 21 de abril.

El trágico hecho ocurrió el 13 de agosto de 2015 cerca de las 20, cuando un delincuente ingresó al comercio, esperó que el empleado atendiera a otro cliente y luego sacó un arma, gatilló para un costado y finalmente le apuntó. Y aunque el joven le entregó el dinero, recibió un disparo en el pecho. Si bien llegó con vida al Hospital, minutos después falleció. Todo quedó grabado en las cámaras de seguridad del lugar. La víctima fatal se llamaba Agustín Cantello y tenía 25 años.

Días después, tanto el autor del disparo -“Nico”, por entonces de 16 años y con domicilio en el barrio Padre Varela- como su supuesto cómplice -“Chucky”, de 17 años, quien aparentemente lo esperaba en la esquina del comercio en una moto-, fueron detenidos y alojados en dos institutos de menores de máxima seguridad de la ciudad de La Plata. En ese marco, en aquel momento se confirmó también que la Justicia dictó la prisión preventiva para ambos.

Luego, el Juzgado de Responsabilidad Penal Juvenil Nº 1 de Mercedes declaró culpables por fallo unánime a los menores. Sin embargo, recién cuando los acusados cumplieran la mayoría de edad se establecería la condena que tendrían purgar en una cárcel de adultos.

Pero en 2017, la Cámara de Casación Penal Sala N° 2 de La Plata absolvió al joven que había sido apuntado en un primer momento como cómplice de Caro, “en razón de que no se encontraron pruebas que pudiesen acreditar que participó o fue coautor o colaboró de una u otra manera en los hechos ilícitos de Caro”, señaló en aquel momento su abogada.

Caro, quien disparó y mató a Cantello, continuó detenido. Y como está imputado por “homicidio agravado”, “robo calificado por el uso de arma de fuego” y “portación ilegal de arma de fuego”, al cumplir la mayoría de edad se aguarda el cómputo de la pena. Sin embargo, ahora fue liberado y obtuvo el beneficio de cumplir prisión domiciliaria.

Detalles de la liberación

Según pudo saber LUJANHOY a través de fuentes judiciales, al inicio del aislamiento social, preventivo y obligatorio la defensa de Nicolás Caro realizó un pedido de prisión domiciliaria. Pero el Tribunal de Responsabilidad Penal Juvenil N° 1 no hizo lugar al pedido.

La defensa oficial apeló ante la Cámara de Apelación y Garantías en lo Penal de Mercedes, solicitud que recayó en la Sala Tercera, a cargo del Dr. Luis Alejandro Gil Juliani, quien con fecha 21 de abril de 2020 le concedió la morigeración.

Desde la defensa se argumentó que “el condenado se encontraba llevando adelante su correspondiente tratamiento tutelar, concurriendo a talleres y continuando con sus estudios. No hubo planteo por tratarse de grupo de riesgo ante la pandemia de COVID-19”, señalaron fuentes judiciales.

Y agregaron que “tiene pedido de salida laboral por parte de la Defensa. La Fiscalía se opuso y el Tribunal no resolvió aún”. Además, trascendió que desde el Ministerio Público Fiscal se está evaluando la apelación de lo resuelto en relación a la reclusión domiciliaria ante la Cámara de Casación Penal.

El 8 de abril de 2016, Caro fue declarado coautor penalmente responsable de los delitos de “Homicidio en ocasión de Robo, calificado por realizarse mediante el empleo de arma de fuego” y “Robo calificado por la utilización de un arma de fuego apta para el disparo”; coautor de los delitos de “Robo calificado por el uso de arma de fuego cuya aptitud para el disparo no ha podido tenerse por acreditada” y “Robo calificado por su comisión con arma de fuego cuya aptitud para el disparo no ha podido ser acreditada en grado tentado y autor de los delitos de robo calificado por el uso de arma de fuego cuya aptitud para el disparo no ha podido tenerse por acreditada y robo agravado por el empleo de arma de fuego apta para el disparo”.

Posteriormente, en instancia de apelación la Cámara de Casación Penal Provincial, la Sala II modificó la calificación declarando al joven coautor del delito de “Robo calificado por el uso de arma de fuego”, “Homicidio agravado por el uso de arma de fuego portación ilegal de arma de fuego de uso civil, en concurso ideal”.

La sentencia está firme y está en proceso la solicitud de pena por la condena por ante el Tribunal Penal Juvenil. Desde el inicio estuvo alojado en Centro Cerrado Almafuerte en tratamiento tutelar, donde cursó sus estudios secundarios.

“Si lo ves en la calle llamá al 911”

Tras conocerse el beneficio de prisión domiciliaria para Nicolás Caro, familiares y amigos de Agustín Cantello comenzaron a difundir a través de las redes sociales un pedido para que la gente denuncie si lo ve circulando por la vía publica.

“Si lo ves en la calle llamá al 911. Él es Nicolás Caro, que asesinó a Agustín Cantello. La INJusticia de nuestro país le otorgó la prisión domiciliaria. No nos hagamos los boludos. Metámonos para que no haya otro Agustín”, remarcaron en el mensaje acompañado por diversas fotos de Caro.