Con una muy importante participación de docentes de los cuatro departamentos académicos, la Asociación de Docentes de la Universidad Nacional de Luján (ADUNLu) llevó a cabo este miércoles una Asamblea Extraordinaria para analizar las condiciones del trabajo virtual docente en el marco de la Emergencia Sanitaria por la pandemia de coronavirus.

Y luego de tres horas de debate, resolvieron hacer público “un pliego de urgentes reivindicaciones ante el teletrabajo impuesto por las autoridades de la UNLu desde el mes marzo”, el cual fue aprobado por unanimidad, señalaron.

En ese marco, anunciaron que continuarán “exigiendo a las autoridades de la UNLu la inmediata apertura de la Comisión Paritaria local en el marco de la defensa irrestricta de nuestro Convenio Colectivo de Trabajo. Las reuniones paritarias pueden realizarse de manera remota por medios electrónicos”.

A su vez, advirtieron que “en caso de una nueva negativa o falta de respuesta por parte del rectorado, ADUNLu pondrá en marcha un plan de lucha en todas sedes de la UNLu incluyendo, entre otras medidas, la interrupción del teletrabajo con paros progresivos, comenzando con 48 horas los días miércoles 6 y jueves 7 de mayo”.

Como expresaron diferentes docentes, “cualquier intento de normalidad en medio de esta pandemia es impensable”. Además, durante la asamblea manifestaron las problemáticas existentes: “Falta de equipos docentes, infraestructura y presupuesto, que se profundizan durante la pandemia”.

Por último, la asamblea se declaró en sesión permanente y en estado de alerta y movilización.

El pliego completo

1. El pasaje/conversión de las actividades de enseñanza presencial y del trabajo docente hacia la modalidad no presencial/a distancia y/o virtual (teletrabajo) es una medida académica de carácter preventiva, transitoria y absolutamente excepcional, únicamente aplicable en el marco de Emergencia Sanitaria y el aislamiento social, preventivo y obligatorio decretado por el Poder Ejecutivo Nacional (PEN) ante la pandemia del Covid-19.

2. Exigimos el otorgamiento obligatorio, inmediato y efectivo de las licencias laborales, con goce integro de haberes, consagradas en el CCT, el reglamento de Licencias de la UNLu y de todas aquellas especiales/extraordinarias establecidas por el PEN en el marco de la Emergencia Sanitaria, para todo el personal docente que las solicite por estar a cargo de hijos/as menores de edad, cuidado de adultos mayores y toda otra situación que impida el cumplimento de las tareas, incluyendo la realización de tareas esenciales definidas en el artículo 6 del decreto 297/2020.

3. Reclamamos la designación de Docentes Suplentes; el nombramiento efectivo de todos aquellos docentes que debían efectivizar su ingreso en marzo y abril; aumentos de dedicación y promociones temporarias para cubrir todas las vacantes transitorias y/o definitivas de docentes (por licencias, jubilaciones, etc.).
También reclamamos la inmediata designación de las/os becarios de investigación para el “nivel iniciación” de la UNLu y de las becas co-financiadas UNLu-CONICET y, además, su nombramiento a cargos docentes como Ayudantes de Primera con dedicación simple en las respectivas unidades académicas. En cuanto a las/os becarios UNLu de los niveles “perfeccionamiento y superior” reclamamos que, ante la imposibilidad de avanzar con las investigaciones, se prorroguen los plazos de manera automática.

4. Nos negamos a la sobrecarga laboral: ningún docente deberá trabajar más tiempo de la dedicación que le fue asignada según lo establecido por resolución o acto administrativo oficial de la universidad. Que se respete plenamente el cargo, la dedicación, los días y horarios habituales de trabajo.

5. Exigimos un reintegro de al menos $5000 (cinco mil pesos) por docente, para cubrir los gastos mínimos del trabajo domiciliario durante el primer cuatrimestre de 2020: abono mensual de internet, luz y otros insumos elementales y necesarios para la enseñanza bajo la modalidad virtual.

6. Exigimos que mientras dure la Emergencia Sanitaria ningún docente podrá sufrir reducción salarial y ni de su dedicación o situación de revista, tomando como fecha de referencia el 1º de marzo de 2020.

7. Reclamamos capacitación gratuita y en servicio para todas/os las y los docentes.

8. Requerimos el acceso a internet absoluto y efectivo sin consumo de datos y la entrega de equipamiento tecnológico para todos los/as estudiantes de la UNLu. No queremos una universidad que expulse a sus estudiantes y ni que profundice las desigualdades sociales.

9. Solicitamos que la UNLu proporcione el equipamiento e insumos necesarios a las y los docentes en pos de facilitar el trabajo a distancia, como indica el Art. 30 inc. f) del CCT y en cumplimiento de la Resolución 1552/2012 de la Superintendencia de Riesgos del Trabajo.

10. Se deberán establecer, de común acuerdo, pautas y condiciones de trabajo precisas para el dictado de las clases virtuales: máximo de estudiantes por docente; máximo de comisiones por docente, condiciones de seguridad virtual, privacidad e infraestructura, resguardo de derechos intelectuales, asignación de un tiempo específico para las correcciones de trabajos prácticos, parciales y otras evaluaciones, etc.

11. Que la UNLu disponga de espacios físicos y de un tiempo adecuado para el desarrollo del trabajo presencial (dictado de clases, realización de trabajos de campo, evaluaciones, etc.) para todos aquellos equipos docentes que lo soliciten como una condición necesaria para cumplimentar el desarrollo del primer cuatrimestre de 2020. Ello cuanto estén dadas todas las condiciones y no exista riesgo sanitario alguno y, además, no implique sobrecarga laboral en actividades de docencia, investigación y extensión.

12. Exigimos el cumplimiento efectivo de los recesos Invernal y Estival (enero) y del derecho a un goce total de la Licencia Anual Ordinaria consagrada en el CCT y en el Reglamento de Licencias de la UNLu.

13. Reclamamos la suspensión de presentaciones “on line” de proyectos.