El 20 de marzo, cuando el gobierno nacional anunció el inicio del aislamiento social, preventivo y obligatorio por la pandemia de coronavirus, los gremios municipales se encontraban de paro. Pero horas después, desde el Sindicato de Trabajadores Municipales, por ejemplo, comunicaron la decisión de suspender la medida de fuerza y afirmaron que “por el contexto en el que estamos viviendo dado el virus, nos solidarizamos con la situación y acompañamos”.

Sin embargo, para el gremio siguen latentes los reclamos por las horas extras que no abonó la gestión anterior y la incorporación al básico del 24,6% de aumento de la inflación de 2019, que el actual gobierno está abonando pero no de la manera que ellos exigen.

En este contexto, este miércoles el STM entregó una nota que lleva la firma de su secretario general, Santiago Vera, y en la que solicita una “audiencia con carácter urgente” con el intendente Leonardo Boto.

En el texto, Vera señala que “dado que en el transcurso de estas últimas semanas han resultado ser infructuosas mis solicitudes en cuanto a mantener una reunión con usted para tratar temas relativos y que aquejan al colectivo de trabajadores y trabajadoras del Municipio, me veo en la imperiosa necesidad de solicitar por este medio formal tenga a bien programar una audiencia entre las partes y con carácter urgente”.

Y agrega que “en el marco de la emergencia sanitaria que estamos atravesando por la pandemia del Covid-19, y a pesar de encontrarnos a la fecha en un ‘cuarto intermedio’ al que estuvimos dispuestos a sumergirnos para darle apoyo a toda la comunidad de nuestra ciudad, en representación de mis compañeros y compañeras municipales debo hacerle llegar todas aquellas preocupaciones que hoy en día los embargan”.

Y en este sentido, enumera “la difícil situación económica que están atravesando, el justo reclamo de derechos adquiridos sobre horas extraordinarias y aumentos salariales que a la fecha se les adeudan, entrega de ropa de trabajo, insumos faltantes en los puestos de trabajo, entre otros”.

Por último, sostiene que “por lo expuesto y solicitado, apelamos a su buena predisposición y apertura al diálogo para hacerle llegar, y conciliar, sobre los requerimientos de todos los trabajadores y trabajadoras municipales”.