Fotos: Vecinos del barrio Luna

Desde hace tiempo, el reclamo de los vecinos apunta a los trabajos inconclusos en el interior del barrio y las obras complementarias correspondientes a la nueva Autopista 5. Y tras las lluvias de los últimos meses, denunciaron en reiteradas oportunidades que “los accesos están explotados, no tenemos el cuneteo y la Autopista Luján-Mercedes dejó a nuestro barrio con obras abandonadas”. Por eso, desde marzo vienen reclamando al Ejecutivo que interceda ante Vialidad Nacional.

Sin embargo, lejos de encontrar una solución a sus problemas, este sábado, en medio de la cuarentena obligatoria por la pandemia de coronavirus, no ocultaron su bronca a raíz de un operativo de control vehicular que inspectores municipales y efectivos policiales llevaron a cabo en el ingreso al barrio.

Fue “insólito y vergonzoso”, expusieron los Vecinos Autoconvocados del barrio Luna y los integrantes de la Sociedad de Fomento, quienes remarcaron que por ese motivo “la bronca no se hizo esperar”.

Al respecto, a través de un comunicado contaron que “hoy a la mañana la Policía junto con inspectores de tránsito hicieron control en las calles rotas del barrio, algo totalmente fuera de sí teniendo en cuenta el estado de los accesos al barrio Luna”.

Y agregaron que “al enterarnos los vecinos de que estaban haciendo multas y quitando registros, nos autoconvocamos rápidamente para dejar en claro que se accede por ese lugar porque los ingresos correspondientes están detonados”.

En esa línea, consideraron que “esto es una falta de respeto a los vecinos del barrio Luna que hace tiempo venimos reclamando por un acceso digno al barrio, siendo que vehículos oficiales del Municipio, Policia y recolectores ingresan como ellos dicen ‘en contramano’ a diario”.

Por su parte, afirmaron que “vecinos que se acercaron al control a consultar, recibieron actas de infracción. Se deja en claro que si se realizaran los trazados correspondientes, los vecinos no estaríamos expuestos a esta situación#.

Por último, exigieron “una reunión urgente con el intendente Boto, para que interceda en los reclamos ante Vialidad Nacional y que el Municipio realice un acceso digno al barrio, como así tambien se exima del pago de infracciones a los vecinos y se devuelvan las licencias retenidas”, concluyeron los Vecinos Autoconvocados del barrio Luna y la Sociedad de Fomento.