A medida que transcurren las horas se van conociendo nuevos detalles del macabro crimen de una persona que fue descuartizada y arrojada este miércoles por la noche en el río Luján, a la altura del puente Mitre de nuestra ciudad. Pero también surgen diversas dudas que en el marco de la investigación la Justicia intenta dilucidar.

Por un lado, fuentes judiciales informaron que el detenido fue identificado como Ricardo Ignacio Baladía, de 56 años, de profesión escribano y domiciliado en el partido de Morón.

A su vez, trascendió que en su poder se hallaron más de 20.000 dólares y un DNI a nombre de Miguel Alejandro Pereyra, de 41 años y con domicilio en Castelar. En este sentido, se investiga si esta persona es efectivamente la víctima y si trabajaba como jardinero del escribano, ya que en una declaración que brindó a la Policía -y que no cuenta con validez judicial-, el detenido habría dicho que mató al hombre a balazos y luego lo descuartizó tras descubrirlo robando dentro de su escribanía.

Por su parte, esta mañana fue allanada la escribanía ubicada en Morón, donde los investigadores encontraron manchas de sangre en varios ambientes. Sin embargo, fuentes judiciales consultadas señalaron que allí “no se encontró ningún cuchillo, sí un hacha que se halló en el río Luján. En el estudio también había vainas, pero tampoco se pudo certificar por el momento si efectivamente le disparó”.

En tanto, esta mañana buzos de Bomberos Voluntarios, en conjunto con la Policía, realizaron un rastrillaje en el cauce del río para hallar restos del cuerpo mutilado y también el arma homicida que el sospechoso habría utilizado. Y este mediodía, fuentes policiales confirmaron a LUJANHOY que “hallaron los restos y prácticamente ya está el cuerpo completo de la víctima”.

En ese marco, los restos del cuerpo ya fueron trasladados a la morgue de Chivilcoy para la autopsia. Y más allá de algunas versiones, la Fiscal de la UFI N° 10 espera la confirmación de los médicos forenses sobre el sexo de la víctima y cómo fue asesinada.

Por el momento, la carátula de la causa es “homicidio simple”. Aunque este viernes el escribano será indagado y ahí se conocerían más novedades.

El macabro hallazgo, tal como informara este medio, se produjo este miércoles por la noche a orillas del río Luján. Concretamente, a la altura del exsalón de eventos El Colonial Recepciones, ubicado en la ribera del río Luján, a metros del puente Mitre. Allí, la Policía encontró a un hombre arrojando un cuerpo descuartizado al cauce del río.

El hecho fue descubierto alrededor de las 21 gracias a un vecino de la zona, quien al ver movimientos extraños en el camino paralelo al río que conduce El Colonial, rápidamente se comunicó con un funcionario de la Secretaría de Protección Ciudadana. Y enterado de esta situación, Matías Lattaro, secretario del área, alertó a la Policía que envió un móvil a la zona y se encontró con un sujeto arrojando al río un cuerpo y una valija.

Al llegar al lugar, los efectivos policiales observaron un BMW con manchas de sangre y al bajar las escaleras que conducen al río, se encontraron con un hombre que al advertir su presencia arrojó “algo al río” y también una valija. Y al alumbrar con sus linternas, los efectivos descubrieron que se trataba de “la parte superior de un cuerpo”.

Al ser descubierto, el sujeto rápidamente intentó escapar, pero a los pocos metros lograron reducirlo y establecer que se trata de un hombre oriundo del partido de Morón y de profesión escribano.