Todo ha sido trastocado y en ese giro tan inesperado e inédito, nos hemos moldeado nuevamente. Y cada uno en su interior, cada uno en familia, en cada actividad laboral, ha y está haciendo el esfuerzo para reacomodar todo. Tantas veces al día aparece el desgano… y sí. Cuántas otras tantas la incertidumbre… y sí. En cuántas ocasiones diarias nos vemos detenidos sin siquiera hacer lo cotidiano de antes… sí, muchas. Y todas las actitudes son válidas o más que válidas, tienen una razón para ser lo que se genera dentro…es este estado, esta sensación de un tiempo el que nos moldea entonces nuevamente. Nos propone un cambio y en ese cambio hay que apostar al poder sentirnos renovados en una mejor versión de nosotros mismos…con los límites de espacio que tenemos pero con lo ilimitado que puede ser el tiempo cuando deseamos estar bien.

Y el CEF se suma a estos giros y apuesta a llegar con la propuesta de moverse al mismo seno familiar, para que la actividad física le haga bien al cuerpo y al alma. Porque este Centro de Educación Física Nro 73 no se detiene, porque educa de manera constante y ahora, virtual.

Acerca de esta nueva modalidad atravesada mundialmente y de cómo se adapta un espacio educativo, en particular este, dialogamos con Natalia Imaz, directora de la institución, quien nos contaba: “Este año es un año diferente para todos, la enseñanza a distancia se hizo protagonista y las redes sociales adquirieron mayor relevancia, la pandemia nos obligó a aislarnos pero no nos impidió ‘estar cerca’. Las redes fueron la conexión directa hacia el afuera, la forma de comunicarnos, de fortalecer y sostener el vínculo con las familias y con toda la comunidad. Desde la Dirección de Educación Física se propuso trabajar a través de las redes por medio de videos, sosteniendo el vínculo pedagógico como eje prioritario. Como institución educativa dinamizadora de las prácticas corporales, motrices y deportivas comenzamos a pensar junto a los profesores qué propuestas ofrecer, con qué formato, para poder continuar con nuestra tarea. Y allí surgieron los desafíos que promovían los juegos en familia y las actividades recreativas. Las repercusiones fueron muy buenas, no sólo para nuestra comunidad, sino que comenzamos a llegar a más personas de diferentes lugares que se sumaban a nuestras redes”.

Y detallaba: “Luego comenzamos con las transmisiones en vivo, esto permitió ofrecer un espacio diferente de mayor ‘contacto’, sobre todo para nuestros adultos mayores, siendo la franja etaria más vulnerable en este contexto, y las actividades propias de cada propuesta que permitieran el contacto con nuestros alumnos. La dinámica de nuestro trabajo es ofrecer clases a través de videos o en vivo, que permitan continuar ejercitándose en casa con un énfasis en el cuidado de la salud, la actividad física como forma de vida en este contexto, y como momento de esparcimiento”.
“Nuestro técnico docente médico también nos acompaña en las redes en esta tarea, informando sobre cuidados al momento de iniciar una actividad física y aspectos relevantes a la hora de cuidar nuestra salud en este contexto de Pandemia. Todos los que quieran participar de las actividades que proponemos pueden enviar su solicitud de amistad a la página de Facebook (cef jauregui educación física) o buscarnos en Instagram (cef73jauregui). Sabemos que un emergente que no escapa a este contexto, es la falta de conectividad de algunas familias y es allí donde estamos puntualizando y evaluando opciones””, agregaba. Imaz.

Educar: como siempre es un ida y vuelta

Como cada día, estando frente a frente, al lado, ante un pizarrón, a campo abierto. Como todos los días, mostrando, guiando, compartiendo y recibiendo eso mismo, ese ida y vuelta que es la esencia de la educación…eso continúa. Con algunos “paisajes” trastocados, pero continúa.

Y cuál es entonces el objetivo a seguir desde esta propuesta del CEF: “Fortalecer el vínculo familiar, el juego, la actividad física son nuestros objetivos, continuamente estimulamos con ‘Activarse en casa’, ‘Movete en casa’, ‘Juguemos en familia’, siendo la actividad física un momento de encuentro y de conexión con un hábito saludable. Las actividades se plantean utilizando diferentes elementos que tenemos en casa, ofrecer diferentes variantes inventando y reinventando diferentes formas de jugar y de movernos con los recursos que tenemos, a partir de actividades referentes a cada propuesta deportiva que ofrece el CEF. Los profesores proponen distintas actividades semanales de su propuesta deportiva junto a proyectos integrados de actividades para realizar en familia. Solo la propuesta de yoga tiene su espacio en vivo los días martes y jueves a las 16, a cargo de la profesora Lorena Lencina”, detallaba Natalia.

Luego, sumaba un poco de historia y un acontecimiento especial: “Nuestro Centro de Educación Física festejó los 30 años de creación el año pasado. El CEF Nº 73 fue transitando por varios lugares hasta que finalmente, en el año 2015, logró establecerse en las instalaciones de la EP N° 24, donde funcionaba la ESB Nº 4. Desde aquel momento a la fecha hemos ido logrando una gran impronta comunitaria, siendo reconocidos como institución referente de la actividad Física y Deportiva en la comunidad. Se me viene a la mente en este momento los chicos y las familias transitando y llenando de vida el CEF. Es algo que se extraña y mucho. El CEF tiene una matrícula de casi 800 alumnos con una concentración de propuestas en nuestra sede en la localidad de Pueblo Nuevo y en la localidad de Olivera, donde desarrollamos actividades en las instalaciones del Club Juventud Unida, la EP 23 y la Sociedad de Fomento”.

El mensaje que es esperanza

Claro que las palabras sirven. Claro que los hechos también. Y todo amalgamado para encontrar la mejor manera de transitar este tiempo y una vez que pase, haber aprendido.

“Como institución educativa, en este contexto nuestro objetivo es continuar acompañando a las familias y a toda la comunidad, brindando un espacio de esparcimiento, de concientización del cuidado de la salud, sosteniendo permanentemente el vínculo con nuestros alumnos. Creo que luego de que pase este tiempo habrá mucho en qué pensar, mucho para valorar: la función de la escuela, la impronta comunitaria del Centro de Educación Física, el fortalecimiento de su misión y el fortalecimiento de los vínculos escuela-familia, familia-escuela. Seguramente será un tiempo para replantear nuestro trabajo y para continuar construyendo, todo cambio genera la posibilidad de innovar y construir nuevos proyectos”, afirmaba.

Y agregaba que “continuaremos con la misma convicción que antes, impulsados por la maravillosa devolución y agradecimientos, que en este contexto, tenemos de las familias, de la comunidad, y de cada una de las personas que nos siguen desde otras ciudades”.

A su vez, desde su tarea de educadora remarcaba que “como docente, y en mi rol de directora de un CEF, valoro la misión de todos los CEF, que se pondera en este contexto trabajando incansablemente en brindar un acompañamiento a toda la comunidad en esta situación que atravesamos. Y por supuesto, sacando muchas sonrisas. Me enorgullece pertenecer a esta institución que siempre se ha focalizado en construir una gran familia, que día a día crece. Quiero agradecer a los profesores y a nuestro Técnico Docente Médico por el trabajo que vienen desarrollando, también a cada familia y a toda la comunidad que nos hace saber que estamos en el camino correcto. Agradezco el acompañamiento de nuestra inspectora de la modalidad Educación Física y de la Dirección de Educación Física de la Provincia por estar presentes sosteniendo y acompañando nuestra tarea. Queremos acercarnos más a la comunidad y los invitamos a sumarse y seguir construyendo juntos y en movimiento. El CEF 73 se mueve con vos”.

La charla terminaba con el ya clásico “Todo va a estar bien” que Natalia Imaz, la directora del CEF N° 73, ofrecía como frase final. Tan cierta y esperanzadora. Así que creyendo en ese buen deseo… a movernos. A darle al cuerpo el mensaje de esperanza que el alma no deja de tener.