Este mediodía, a través de un operativo realizado en conjunto entre la Dirección de Gestión Ambiental, dependiente de la Subsecretaría de Producción y Desarrollo Sustentable de la Municipalidad de Luján, y la Dirección de Control, Fiscalización e Inspección General, dependiente de la Secretaría de Protección Ciudadana, se impidió que se lleve a cabo una fumigación en campos aledaños al barrio Los Laureles.

El operativo se inició tras el alerta que dieron vecinos del barrio sobre la presencia de un “mosquito” en uno de los terrenos de dicho barrio. Los funcionarios a cargo de ambas direcciones (Braian Vega de Gestión Ambiental y Roberto Medina de Control, Fiscalización e Inspección General) acudieron de inmediato al lugar y solicitaron al conductor del camión la documentación correspondiente.

En virtud de la ordenanza N° 5.953/2011, que regula la aplicación de agroquímicos y fitosanitarios con una distancia mínima de 500 metros de zonas urbanas, “los funcionarios impidieron las tareas de fumigación”, señalaron desde la Comuna.

Cuándo denunciar una fumigación

A raíz de estas situaciones, que no cesan, desde hace tiempo la Asamblea EcoAmbiental Luján viene advirtiendo que “los agrotóxicos matan” y brindando una serie de recomendaciones sobre cuándo se debe denunciar una fumigación:

– Si ves un avión o máquina terrestre fumigando

– Si ves que están fumigando a menos de 500 metros de las viviendas

– Si lo hacen con viento

– Si lo hacen cercano a las escuelas

– Si vivís o trabajas en zona rural y no te avisan 48 horas antes.

– Si ves que lo hacen a menos de 100 metros de cursos de agua.

– Si ves transitar por una calle a una maquinaria terrestre de fumigación

En esa línea, recomiendan que “las denuncias sean acompañadas por fotos o filmaciones, de ser posible con hora y día en la que se registraron las imágenes”.

Por su parte, detallaron que para realizar una denuncia hay que comunicarse con la Asamblea EcoAmbiental Luján al teléfono (011) 5925-6402 o con Gestión Ambiental al número (02323) 42-6437.

Y por último, señalaron que “si sos víctima de una fumigación, te arden los ojos, se te cierra la garganta, tenés erupciones en la piel, síntomas de asma o alergias, acercate al centro de salud más cercano”.